La indeterminación del viernes 26 de febrero, la sexta publicación de ‘Got Talent España’ alcanzó su séptimo software, en el que los jueces recibieron a Carmen y José, causa e hijo, procedentes de Málaga. Uno y otro acudían al software como un aspecto del segundo cerca de la primera, quien se vio obligada a desamparar su carrera artística para quitarse en su clan. De esa forma, Carmen tuvo la oportunidad de retornar a pisar un círculo 52 primaveras posteriormente de su última vez, con una diligencia que conmovió profundamente a Edurne, al igual que a la propia concursante.

«He querido traer a mi causa para rendirle un pequeño homenaje, porque ella se lo merece todo», explicó José, antiguamente de subirse al círculo, momento en el que explicó que Carmen «se dedicó muy señorita a la música pero, por circunstancias de la vida, ella se tuvo que retirar». «Es un poco para que se quiebro esa espinita, disfrute de este momento, de este gran teatro, de este conocido, de vosotros y este ratito conmigo», concluyó el concursante. «Empecé a cantar en Málaga en Fiesta Radiodifusión, con siete primaveras», desveló por su parte Carmen. «Como me gustaba tanto, me presentaba en las ferias, los concursos y, por final, estuve todavía con Juanito Valderrama, que me llevó con él», prosiguió la concursante quien, «con diecisiete primaveras, me retiré y se acabó». «Eran otros tiempos, otra guisa de pensar. Ya no me he dedicado ausencia más que a mis ocho hijos y a mi casa», concluyó la mujer.

A pesar de desamparar su pasión de forma profesional, Carmen siguió cantando en su hogar, poco que había afectado a su hijo. «Mientras tendía, barría, nos bañaba, reminiscencia muchos momentos de ella cantando, porque es lo que más eficaz la ha hecho, siempre», confesó José, tras lo cual su causa declaró que «hoy he cumplido un sueño» antiguamente de interpretar a dúo la canción «Tóxico En Tu Pelo», de Sandra Cabrera. Una diligencia con la que entreambos lograron emocionar a Edurne, quien fue incapaz de contener las lágrimas, al igual que la propia Carmen. «Estoy muy emocionada de estar aquí en ‘Got Talent’, porque hacía muchos primaveras que no cantaba en un teatro», confesaba la malagueña. «Creo que habéis vivido un momento único. Lo habéis hexaedro todo», apostó Dani Martínez, quien elogió de Carmen «cómo entras de esforzado, me recordabas a mi causa cuando me echa la bronca». «La habéis cantado con muchas ganas, mucha pasión. Lo habéis disfrutado y nosotros con vuestro momento», concluyó el humorista.

Pura emoción ???? #GotTalent7 https://t.co/fenrUL3cxH pic.twitter.com/yJ99ZXkGSu

— Got Talent España (@GotTalentES) February 26, 2021

«He sentido mucha emoción e ilusión»

En ese momento, Mejide decidió poner el foco sobre la emoción de su compañera Edurne, la cual admitió emocionarse «mucho cuando veo actuaciones en clan, sobre todo con el detalle que has tenido tú de darle el gustillo a tu causa». «Que estemos en un software tan atún como ‘Got Talent’ que dé oportunidad a toda esa familia que no tuvo su momento y lo tengan aquí, me emociona. Me hace muy eficaz ser parte de ‘Got Talent’ precisamente por actuaciones como la vuestra», declaró la cantante. Por su parte, Risto destacó que «me sorprende que ningún se haya hexaedro cuenta de que todo no es tan atún. Hay una giro que está llena de inquina».

«Origen e hijo vienen a hacer poco tan atún como cantar juntos y eligen este tema. ¿por qué?», planteó el cuerpo, delante lo que José manifestó su intención de «poner mi dulzura con su flamencura». «Yo me lo llevo al ponzoña que me ha dejado, que es la música. Es un camino muy complicado y muchas veces queremos abandonarlo, pero por mucho que quiera enterrarlo y olvidarlo, nunca lo voy a hacer», compartió el concursante, agradecido con su causa todavía «de que me haya dejado esta herencia tan bonita». «Celebro que hayáis vivido este momento, pero os voy a dar un ‘no’. Como diligencia, no sería lo que yo buscaría para una semifinal», declaró Risto, mientras que sus compañeros le dieron sendos «síes». «He sentido mucha emoción e ilusión», reconocía Carmen, una vez abandonó el círculo con su hijo.