«Me planteo si tendría que darlas»

En los últimos abriles, Cristina Pedroche se ha convertido en una figura esencia de las Campanadas de Fin de Año. La presentadora sorprende en cada cita con un vestido todavía más revolucionario que el susodicho, lo que destapa interés, críticas y halagos a partes iguales. Sin confiscación, y aunque en estos momentos hay muchas dudas sobre cómo se va a celebrar esta señalada cita, ya ha asegurado que volverá a ponerse al frente.

Cristina Pedroche ha confirmado a través de las historias de su cuenta de Instagram que estará presente en las Campanadas de Atresmedia un año más. No obstante, afirma que siente muchas dudas al respecto dadas las circunstancias de este 2020. «Se acerca Campanadas y me entran los alteración. Los alteración de siempre, pero este año, adicionalmente, son alteración de inseguridad, son miedos… No lo sé, me siento rarísima», compartía la madrileña.

«Por un flanco, lógicamente, es un sueño y me parece lo más dar las Campanadas, pero, por otro, tengo dudas», afirmaba. Según expresaba la colaboradora de ‘Zapeando’, no tiene tan claro si debería ponerse al frente este año ni siquiera si debería continuar con sus ya míticos vestidos rompedores: «Hasta me planteo si tendría que dar las Campanadas porque por un flanco pienso ‘vale, puedo ponerme un vestido más sobrio’, pero claro, si elijo un vestido más sobrio, dejo de ser yo, pero siquiera quiero que nadie se sienta ofendido porque yo intente en ese momento celebrar la vida, seguir delante».

¿Son las críticas el problema?

Pese al gran número de críticas que recibe cada año, Cristina Pedroche nunca se ha amedrentado y ha continuado, de la mano de Josie, vistiendo sorprendentes creaciones. Pero parece ser que este año le está costando más decidirse y todavía no tiene claro si puede hacer frente a las críticas en una ocasión más. «Si hay parentela que se entretiene viéndome esa tenebrosidad, criticando o no criticando, pues ya hemos conseguido que en ese momento la parentela piense en otra cosa. Pero todavía es duro para mí porque está siendo un año muy duro para todos», valoraba.