Mediaset rectifica por orden del juez sobre sus acusaciones a Atresmedia por el caso Carlota Prado

El pasado 29 noviembre, ‘Todo es mentira’ emitió un documental que en el que apuntaba de forma directa a Atresmedia como uno de los responsable de una «campaña de desprestigio» que Mediaset aseveraba padecer tras destaparse los detalles del supuesto caso de abuso sexual a Carlota Prado en ‘Gran Hermano’ en 2017. Ahora, la justicia juez ha obligado a Mediaset a rectificar.

El juzgado de primera instancia n.º 74 de Madrid ha condenado a Mediaset a corregir tanto en pantalla como en la página web, aparte de abonar los costos del juicio. El pasado viernes tres de julio, Javier Gómez fue el responsable de trasmitir la enmienda en el programa de Cuatro. «Procedemos a realizar una rectificación con relación a una información que propagamos en nuestro programa del pasado 29 de noviembre. Atresmedia manifiesta que no ha participado en la campaña de desprestigio contra Mediaset con relación a la supuesta comisión de un abuso sexual dentro de una pasada edición de ‘Gran Hermano‘», expuso el comunicador.

El documental de la polémica

Marta Flich fue la comunicadora aquel 29 de noviembre, cuando dio paso al documental aseverando que conocían «nuevos datos de una campaña de desprestigio que están sufriendo la versión VIP de ‘Gran Hermano’ y Mediaset España por unos hechos que sucedieron hace dos años en la versión anónima del reality». Flich recordaba que «estos hechos están pendientes de esclarecer con la justicia» y que «son hechos no tienen nada que ver con la edición de famosos que se emite actualmente», aclarando que «este programa y esta cadena y esta productora y yo misma estamos totalmente en contra de cualquier tipo de acoso o abuso sexual».

La comunicadora resaltaba un titular de El Confidencial, que charlaba de «Las 24 marcas sobre las que se sostiene ‘GH VIP 7’ tras el boicot por el caso Carlota». Flich lamentaba que de este modo se señalase «directamente a marcas que libremente se anunciaban, señalaban al anunciante, como estigmatizándolo». El artículo mostraba las 24 marcas que decidieron continuar en ‘GH VIP’, en emisión en ese momento, tras el adiós de prácticamente 40 anunciantes. «Pone a estas marcas en una lista negra, propia de tiempos pasados. Una mala praxis que atenta contra la libertad de las marcas de hacer llegar sus productos a su público», aseveraba la pieza del programa de La Factoría. Después añadía: «Se va descubriendo quién esta detrás de la campaña de desprestigio contra ‘Gran Hermano’. Y precisamente en la dirección de El Confidencial está una de las claves».

Mediaset España asimismo emitió entonces un comunicado denunciando «una campaña denigratoria contra ‘Gran Hermano'», basada en presuntas «acciones de desprestigio avivadas de forma desleal desde los espacios y programas informativos de Antena tres, LaSexta, Onda Cero y ciertos de sus portales verticales, a los que asimismo se aúna el diario La Razón, con el que comparte accionista el conjunto editor», señalaba apuntando al Grupo Planeta.