Muere Cloris Leachman, actriz de 'The Mary Tyler Moore Show' y 'Raising Hope', a los 94 años

Cloris Leachman, la veterana actriz estadounidense ganadora de un Oscar y de ocho premios Emmy conocida por papeles en comedias como ‘The Mary Tyler Moore Show’, ‘Raising Hope’ y ‘Malcom in the Middle’, ha fallecido por causas naturales con 94 abriles de vida en su casa de Encinitas, California.

A lo generoso de sus más de siete décadas de carrera, hemos podido ver Leachman en todo tipo de papeles tanto en cine como en televisión. Sin requisa, su dilatada trayectoria ha estado marcada por la comedia. Debutó en televisión en 1949, y durante un par de décadas fue destino invitada recurrente en series como ‘The Twilight Zone’, ‘Gunsmoke’ y ‘Perry Mason’.

Ya en los 70, Leachman alcanzó la triunfo gracias a su papel en la comedia ‘The Mary Tyler Moore Show’ como la vecina cotilla de la protagonista. Su personaje, Phyllis Lindstrom, se hizo tan popular que acabó teniendo su propio spin-off en CBS, ‘Phyllis’, y le valió dos premios Emmy y un Aeronave de Oro.

Leachman continuó su prolífica carrera televisiva durante la período de 1980, uniéndose al reparto de la exitosa comedia de NBC ‘The Facts of Life’ en 1986. Seguidamente, Leachman interpretó a la abuela de ‘Malcolm in the Middle’, por cuya interpretación ganó otros dos premios Emmy más en 2002 y 2006. Igualmente encarnó a la excéntrica abuela de ‘Raising Hope’, emitida entre 2010 y 2014.

Su últimos créditos televisivo incluyen ficciones tan variadas como ‘American Gods’ y el reboot de ‘Perturbado por ti’ de 2019. Por otra parte, en 2008 se convirtió con 82 abriles en la concursante más viejo de ‘Dancing With the Stars’, y prestó su voz a series de animación como ‘Phineas y Ferb’, ‘Elena de Avalor’ y ‘La Mezcla de la Honestidad en entusiasmo’.

Una actriz polifacética

Por otra parte, apareció en más de cuarenta películas tanto en papeles principales como secundarios en títulos como «El jovencito Frankenstein», «High Anxiety» y «Texasville», y ganó un Oscar como actriz de reparto en 1971 por su trabajo en «La última película» de Peter Bogdanovich.

«Ha sido un privilegio trabajar con Cloris Leachman, una de las actrices más intrépidas de nuestro tiempo«, afirma su mánager Juliet Green. «No había nadie como Cloris. Con una sola vistazo, tenía la capacidad de romper tu corazón o hacerte reír hasta que las lágrimas corrían por tu rostro. Nunca sabías lo que Cloris iba a aseverar o hacer y esa cualidad impredecible era parte de su ocultismo incomparable».