Muere Daisy Coleman, la superviviente de abuso sexual del documental de Netflix 'Audrie y Daisy'

En 2016, Daisy Coleman se convirtió en una de las protagonistas del duro documental de Netflix ‘Audrie y Daisy‘, que relataba la historia de dos adolescentes que habían sufrido casos de despotismo sexual, violación y ciberbullying. En 2012, cuando tenía solo 14 primaveras, Daisy Coleman y su amiga Paige Parkhurst fueron violadas por unos compañeros de clase tras una fiesta.

La novato ha fallecido este miércoles a los 23 primaveras, tal como ha comunicado su propia hermana, Melinda Moeller Coleman, a través de un comunicado en Facebook. Según su interpretación, y a la demora de la investigación, la novato se habría suicidado. «Ella nunca se recuperó de lo que le hicieron esos chicos. No es justo. Mi niña se ha ido», ha lamentado la hermana.

«Mi hija Catherine Daisy Coleman se suicidó esta noche. Estaba loca porque no me contestaba a mis mensajes y llamé a la policía para ver cómo estaba. Ella era mi mejor amiga y mi increíble hija. Creo que tenía que hacer que pareciera que podía vivir sin ella. No puedo, ¡ojalá pudiera haberle quitado el dolor!», ha expresado dando fe de su dolor.

Convencida instigador

Tras sufrir la golpe sexual, y mientras peleaba contra la depresión, Daisy Coleman se convirtió en instigador a través de SafeBAE, una ordenamiento dirigida por adolescentes que trabaja para preparar la golpe sexual entre adolescentes. La otra protagonista del documental, Audrie Pott, se suicidió en 2012, solo 10 días de la golpe. Al igual que Daisy Coleman fue acusada de mentir. Ninguno de los agresores fue condenado.