Muere Olivia de Havilland a los 104 años

Adiós al final icono del Hollywood clásico. Olivia de Havilland, ganadora de dos Premios Oscar y actriz en «Lo que el viento se llevó» ha muerto este domingo en su casa de París a los 104 primaveras de perduración. Así lo ha confirmado su publicista en un comunicado, asegurando que la actriz ha fallecido «por causas naturales».

De Havilland nació el 1 de julio de 1916 en Tokio hija de Lilian Fontaine, además actriz. En 1919, se traslada conexo a su grupo a California y poco a posteriori comienza a tomar lecciones de ballet y piano. Su comienzo se produce en 1933, en una producción amateur de «Alicia en el país de las maravillas». Un año más tarde realiza su comienzo en cine, en «El sueño de una noche de verano», donde adicionalmente recibe formación cinematográfica.

A partir de ahí su carrera va despegando hasta que en 1937 protagoniza «Robin de los bosques», una de las primeras películas a color que elevan su status. Un año más tarde participa en «Lo que el viento se llevó», película por la que será recordada para siempre y que le valió una nominación a los Oscar.

De Havilland ha vacada dos Premios Oscar, en 1946 por «La vida íntima de Julia Norris» y en 1949 por «La heredera». En 1953, tras un alucinación al Festival de Cannes, conoce al periodista de Paris Match Pierre Galante, con quien acaba casándose y estableciendo una nueva vida en París.

Pese a todo, de Havilland sigue apareciendo en algunas películas, no obstante su éxito y popularidad decae. Su final trabajo en la gran pantalla fue en 1964, aunque a partir de ese año realizó varios trabajos para televisión, siendo uno de los últimos la tv movie «Anastasia: El misterio de Anna» (1986), por la que consigue un Globo de Oro.

De Havilland era la hermana longevo de Joan Fontaine, que murió en 2013 y con quien compitió en la gran pantalla, consiguiendo en muchas ocasiones nominaciones paralelas para grandes premios.

Denunció a Ryan Murphy por ‘Feud’

Ya retirada de los focos, la última gran polémica de Olivia de Havilland se produjo a partir de 2018 cuando, a los 101 primaveras de perduración, denunció a Ryan Murphy y a la serie ‘Feud’ por la imagen que daba de ella. ‘Feud’ narraba la lucha entre Bette Davis y Joan Crawford, aunque de Havilland era uno de los personajes de la miniserie, interpretado por Catherine Zeta-Jones.

De Havilland argumentó que la serie la mostraba de una forma «falsa e injusta» y, aunque un tribunal de Los Ángeles admitió a trámite su demanda, finalmente fue desestimada en 2019 por la corte californiana.