Toñi Pardo recibió el pasado 19 de octubre en ‘Un año de tu vida’ como invitadas a Anne Igartiburu, Laura Gallego, Sandra Cabrera, Irene Villa y Coral Bistuer. La incertidumbre estuvo plagada de mujeres valientes que abrieron su corazón y contaron detalles desconocidos de sus vidas por la audiencia. Una de las historias más destacadas y emocionantes del software fue la de la conductora de ‘Corazón’, quien relató cómo fue perder a su causa en un trágico montaña cuando ella tan solo tenía 16 primaveras.

La presentadora de las Campanadas de La 1 es uno de los rostros más conocidos de la televisión y es muy admirada a nivel profesional. Sin confiscación, poco se sabe de su vida personal, a pesar de acontecer estado al frente de uno de los formatos más importantes de la prensa rosa desde hace muchos primaveras. Los únicos detalles que se conocen de la comunicadora son que está casada con el director de banda Pablo Heras-Casado con el que ha tenido tres hijos.

Cuando visitó el software de Bertín Osborne en 2015 ya comentó por encima el terrible suceso de su adolescencia. No obstante, la actriz se ha descubierto en canal durante su entrevista y ha explicado con más detalles este durísimo episodio de su vida en el que su causa murió en un montaña de helicóptero: «Mi causa murió salvándole la vida a otros, buscando a un nene que luego no apareció. Ella era voluntaria de Protección Civil y murió en un rescate, ella y el resto de personas que iban en el helicóptero», relataba la periodista, consiguiendo emocionar a la conductora de ‘Un año de tu vida’.

Siempre en su corazón

Perdió a su causa cuando tan solo tenía 16 primaveras, lo que supuso un duro expansión a nivel personal al tener que hacerse cargo de muchas cosas ella sola con su pronta etapa: «Murió muy señorita, cuando las echas más de menos. Era una maestra de escuela, muy hecha a sí misma, dejó todo por acto sexual… Cuando murió yo acababa de impresionar de una insignia en Estados Unidos, llevaba en casa cuatro días y me encontré con la abandono de mi causa. La eché en yerro en momentos complicados de mi adolescencia, resistir la casa delante con un padre deshecho que se quedaba sin su compañera, un hermano más pequeño… Esto me lo he trabajado«, explicaba detalladamente la invitada del software.

Su progenitora nunca dejó de estar presente en la vida de la presentadora mientras avanzaba tanto a nivel personal como profesional, y es que Igartiburu siempre tendrá el reminiscencia de su causa y ha admitido que le gusta cuchichear mucho de ella a sus hijos. En los momentos más importantes de su vida siempre nota su abandono e incluso expuso un ejemplo muy duro donde confiesa que haciendo la letanía de su boda llegó a escribir el nombre de su causa adyacente al de su padre: «Ahí te das cuenta de todas las veces que te hace yerro, y en esos momentos importantes. Mi boda, cuando tienes un bebé, cuando te planteas dejar la carrera o sostener que sí a un trabajo… Esto te hace ser prudente, y sabes que algún o poco te está acompañando en el camino», recordaba emocionada.