Netflix cancela 'Memorias de Idhún' tras dos temporadas

Nos vamos a convenir sin ver en la pequeña pantalla cómo continúan las aventuras de Jack, Vencimiento y Kirtash. Netflix y Zeppelin no seguirán adaptando los siguientes libros de la clan fantástica «Memorias de Idhún» y, por lo tanto, la serie de animación concluirá con la segunda temporada estrenada casi nada hace unos días en la plataforma.

Laura Gallego, autora de la clan literaria, ha confirmado la comunicado a través de sus redes sociales en el que afirma que el acuerdo con la compañía sólo comprendía la acondicionamiento del primer volumen, «Memorias de Idhún: La Resistor». «No se ha llegado a un acuerdo para adaptar los siguientes libros, lo sentimos», aclara la escritora valenciana.

Hola, no está previsto que se hagan más temporadas. La acondicionamiento era solo para el primer volumen.

— Laura Gallego (@_LauraGallego) January 8, 2021

No se ha llegado a un acuerdo para adaptar los siguientes libros, lo sentimos.

— Laura Gallego (@_LauraGallego) January 9, 2021

Una producción muy controvertida

El tesina arrancó con polémica a posteriori de que Gallego expresase públicamente su descontento con el casting de actores de voz que Netflix y Zeppelin había predilecto. La escritora denunciaba que, para la traducción en castellano del anime, se realizó una selección entre actores de doblaje profesionales y que, en el final momento y de forma inesperada, varios fueron sustituidos por actores sin experiencia en doblaje pero que, sin incautación, eran mucho más populares.

De hecho, del reparto principal de la serie, compuesto por Itzan Escamilla, Michelle Jenner, Nico Romero, Carlos Cuevas y Sergio Mur, tan sólo Jenner tiene experiencia como actriz de doblaje profesional, con un currículum que incluye títulos tanto de cine y series, como de animación y videojuegos.

Toda la polémica previa a su estreno volvió a resurgir tras el inauguración de su primera temporada, con varios de los actores señalados defendiendo su trabajo (de no muy buenas maneras) a través de sus redes sociales. Sin incautación, el resultado final hablaba por sí solo y acabó dando la razón a sus detractores. Y tras todo el revuelo generado (o tal vez por su pecado), la segunda temporada aterrizó en Netflix el pasado 8 de enero prácticamente sin hacer ruido y muy probablemente muchos espectadores se habrán percatado del impulso de sus últimos episodios gracias al anuncio de la abrogación de la serie.