Netflix frena su conquista: duplica sus beneficios en 2021 pero caen las suscripciones


Publicado
Actualizado

Las plataformas de ‘streaming‘ han sido de las pocas compañías que han salido beneficiadas de la crisis de la covid-19. Los datos han arrojado que, gracias a las restricciones y los confinamientos en prácticamente todos los lugares del mundo, el consumo de series y películas se multiplicó. Ahora, Netflix ha presentado sus resultados de 2021 y se confirma la tendencia: ha duplicado sus beneficios, pero ha bajado el ritmo de suscriptores.

Lo señalaban las previsiones, los cierres y la obligatoriedad de permanecer en casa impulsó la cifra de suscripciones a los servicios de ‘streaming’. Esto favorecía en ese momento a las compañías pero, también se avisó de que, el hecho de que muchos optasen por adelantar el darse de alta durante esos meses, provocaría una bajada de suscripciones más adelante.

La compañía de Reed Hastings con sede en Los Gatos (California, EEUU), ha presentado sus resultados este viernes. El gigante audiovisual cerró 2021 con unos beneficios netos de 5.116 millones de dólares (4.512 millones de euros), una cifra que se acerca al doble que el ejercicio anterior.

Sin embargo, el dato que más importa a los inversores y analistas no es bueno. La compañía no solo se estanca en el número de nuevos usuarios, sino que cae significativamente, pasando de los 37 millones de 2020 a los 18 millones el pasado año.

A día de hoy, el servicio audiovisual cuenta con 221,8 millones de abonados en todo el mundo. No obstante, a medida que avanza el consumo de contenidos ‘streaming’, más plataformas compiten por ‘cazar’ a usuarios. Mientras que hace años Netflix era el total rey de las plataformas, en la actualidad le siguen de cerca otras como Amazon Prime Video, HBO Max o Disney+.

Netflix se estanca en su capacidad de atraer a nuevos clientes y continúa desacelerándose. En 2021 registró el menor crecimiento de los últimos tres años.

En España, por ejemplo, la diferencia entre Netflix y Prime es ínfima. Según recoge JustWatch, el cuarto trimestre fue testigo de fluctuaciones en el mercado de las plataformas. Netflix enfrentó la mayor caída (un 3%), seguido de Movistar+ (también un 3%). La primera tiene una cuota de mercado del 23%, mientras la segunda aún se queda en el 5%. Prime también cae, aunque un 1% y se sitúa como segunda con mayor número de usuarios, con una cuota del 21%.

Disney+

Disney+ y HBO Max crecen en España

En el lado contrario se encuentra Disney+, que subió un 1% -un 3% en el cuarto trimestre-, lo que contribuyó a su crecimiento lento aunque constante desde su lanzamiento. HBO Max España, que se lanzó a finales de octubre ya ha superado a la compañía de Walt Disney para convertirse en el tercer proveedor de ‘streaming’ más grande de España.

Con esta tendencia coincide el undécimo barómetro de la consultora audiovisual GECA, que indica que HBO Max es la que más ha crecido en el último trimestre en España. Sitúa a Netflix en el primer lugar de consumo, con un 74,2 % de usuarios.

Sin embargo, con un 68,8 % se sitúa Prime Video, seguida por el continuo crecimiento de Disney Plus (31,8 %), que suma en el último tramo del año hasta un 2,6 % más, por encima de Movistar Plus+ (29,1 %).

Por detrás se situaría HBO Max, en el quinto puesto, con un 28,6 %

Así, lejos de los resultados obtenidos el año de la pandemia de coronavirus, Netflix se estanca en su capacidad de atraer a nuevos clientes y continúa desacelerándose, ya que en 2021 registró el menor crecimiento de los últimos tres años.

Netflix rebaja sus previsiones para 2022

Además, la compañía rebajó las previsiones para el primer trimestre de 2022 y pronosticó que añadirá 2,5 millones de suscripciones, lejos de los 3,9 que logró durante el mismo periodo de 2021.

Tras conocerse estas previsiones y la opinión de los analistas, las consecuencias se palparon inmediatamente en Wall Street y las acciones de la empresa se dejaron un 18%, hasta los 412 dólares por título, en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos, recoge EFE.

Según Netflix, este decrecimiento se debe, principalmente, a dos dos factores: la entrada de nuevas plataformas y la falta de estrenos en la primera mitad del año, en su mayoría, según ha explicado el servicio, por el aplazamiento de rodajes.

Fotograma de 'Don't Look Up', película de Netflix que le ha dado más beneficios.
Fotograma de ‘Don’t Look Up’, película de Netflix.

El mejor periodo de la compañía se dio entre octubre y diciembre, coincidiendo con el estreno de fenómenos mundiales como la serie surcoreana ‘El juego del calamar‘, las películas ‘Alerta roja‘ y ‘No mires arriba‘ y la última temporada de ‘La casa de papel‘.

Pese a los datos, que no convencen del todo a los inversores, la compañía no ha dejado de ser rentable, ya que sus beneficios casi doblaron los obtenidos en 2020. De hecho, hace poco tomó la decisión de incrementar los precios de sus tarifas.

Además, facturó en 2021 casi 30.000 millones de dólares (26.490 millones de euros), frente a los 25.000 millones de dólares (22.075 millones de euros) de 2020.

Dejar un comentario

Ya no se pueden publicar nuevos comentarios en este artículo.





Source link

Deja un comentario