Netflix matiza la subida de Disney+ y lanza una pulla relacionada con 'Los Bridgerton'

Netflix es el rival a pelear en la aniquilamiento del streaming. La venida de Disney+, Apple TV+, Quibi, HBO Max y Peacock en poco más de un año no ha cambiado esa sinceridad, pero sí ha aumentado la presión sobre la compañía liderada por Reed Hastings y Ted Sarandos. A pesar de su holgada delantera sobre el resto, cual deportista que nota el aliento de un rival más chavea dispuesto a arrebatarle el sitio, Netflix no ha hecho más que acrecentar su inversión en contenido flamante y, aprovechando que en 2020 tuvimos que acaecer más tiempo en casa por yerro de la pandemia, su organización ha cedido unos frutos sin precedentes, ya que la plataforma acaba de aventajar los 200 millones de suscriptores.

La consecución de ese hito ha sido confirmada durante la presentación de los resultados del final trimestre de 2020. A lo dilatado de los tres meses finales del año se consiguió atraer a 8,5 millones de suscriptores nuevos, llevando la cuenta total hasta 203,7 millones, como indica Deadline. Párrafo de presumir de ese crecimiento por encima de las expectativas, los ejecutivos de Netflix han hecho poco inusual en ellos: platicar de la competencia, es aseverar, de Disney+. «Es impresionante lo que ha hecho Disney,» ha notorio Hastings, que se alegra de que los clientes estén dispuestos a remunerar más de una suscripción cada mes: «Están hambrientos de historias geniales, y Disney tiene unas cuantas.»

Párrafo de esos halagos, el mandatario todavía da la secreto para derrotar a Disney en su principal bastión. «Estamos entusiasmados por pillarles en el dominio de la animación corriente, y quizá alcanzar a superarles, ya veremos, hay un dilatado camino que recorrer para hacerlo; y amparar nuestro liderazgo común en entretenimiento es muy estimulante,» afirma Hastings, aludiendo a la principal carencia de Disney+, el contenido adulto, al poner como ejemplo la exitosa ‘Los Bridgerton’, «la cual no creo que vayáis a ver en Disney», que habría atraído a 63 millones de suscritores en su primer mes. Un comentario que podría acaecer desapercibido si no fuera por la naturaleza de esta serie, que ha sido desarrollada por Shondaland, la productora de Shonda Rhimes (‘Espécimen de Manada’), quien abandonó el seno creativo de Disney tras firmar un sonado acuerdo de exclusividad con Netflix.

Un éxito categórico… con algún pero

Al analizar el fulgurante promoción de Disney+, que en poco más de un año de vida ha superado los 80 millones de suscriptores, Spencer Wang, responsable de las relaciones con los inversores de Netflix, ha querido apuntar un matiz: «No quiero desmerecer lo que ha hecho Disney porque ha sido espectacular y yo mismo soy un cliente oportuno, pero el 30% de sus 87% de suscriptores vienen de Hotstar, lo que debemos investigar que es un servicio diferente.» De esta guisa, hace remisión a la presencia de Disney+ en India a través de Hotstar, el servicio al que se integró en la primavera de 2020 aprovechando su preexistente cojín de usuarios. Aun así, está claro que la competencia entre uno y otro servicios no hará más que crecer, como da buena muestra que Netflix finalmente haya hecho mención al parada revoloteo de Grogu y compañía.