Si por poco destaca Cristina Pedroche es por enfrentarse a todos los retos que se le puedan proponer en televisión. Ya lo hizo como colaboradora de ‘El hormiguero’, en ‘Tu cara me suena’, o en ‘Mask Singer: adivina quién canta’; pero ahora ‘El desafío’ la ha invitado para realizar un número de telas acrobáticas, «el desafío de mi vida, el más difícil».

«Nunca había hecho un desafío en el que se necesita tanto esfuerzo, tanta constancia, tanta disciplina, tanta concentración, tanta fuerza y tanta flexibilidad. Todo a la vez», ha confesado Pedroche antaño de su número al ritmo de «Wrecking Ball» de Miley Cyrus. A pesar de que el equipo del software preparó unas colchonetas por su seguridad, Cristina pidió que las retirasen. Su entrenadora dio el manido bueno, ya que había entrenado sin ellas.

El número fue aplaudido por todos los concursantes, el divulgado, el junta, y el propio Roberto Partidario, pero Cristina Pedroche no estaba contenta con el resultado. «A ver, ha quedado acertadamente, pero no ha quedado como yo quería«, confesaba. Emocionada y abrazada a su entrenadora, opinaba que «no había estado a la cúspide de la profesionalidad de los entrenadores», y es por ello que pedía retornar otro día para repetirlo.

¡INCREÍBLE @CristiPedroche! #ElDesafío7 pic.twitter.com/MKUEZGBpm5

— El Desafío (@eldesafioA3) February 26, 2021

Un desafío, un sinfín de lesiones

Poco en lo que insistió el junta del software y su entrenadora era que la condición física en la que se encontraba Cristina no eran las mejores para los increíbles resultados que había conseguido. «Lleve mi cuerpo al orilla, nunca lo había machacado tanto«, decía hace unos días en monopolio para El Confi TV. Por otra parte, le confesó en plató a Roberto Partidario que se había dañado las costillas. «Nadie llano. Nadie que no se pueda arreglar con reposo una vez haga esto».