«No se quedó ni una sola incertidumbre con Rocío Tribunal»

En el séptimo episodio de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, Rocío Carrasco aseguró que ella se mantuvo todo el tiempo al banda de su religiosa cuando estaba enferma en Houston, comentando que era la única que se quedaba por las noches. Estas palabras no sentaron carencia admisiblemente a Rosa Benito, que ha desmentido a su sobrina: «Rocío Carrasco no se quedó ni una sola incertidumbre con su religiosa, pero ni una«.

«Yo soy la que hace todas las noches adjunto a Lourdes. Todas. Es que eso lo he vivido yo y ya está admisiblemente de mentiras. A mí eso no me lo puede quitar nadie y yo no soy más que nadie. Ahí éramos todas una comunidad que estábamos con una persona a la que adoramos», sentenciaba la colaboradora de ‘Ya es mediodía’. «La Tribunal, por la incertidumbre, es que no dormía y Rocío Carrasco se quedaba en los apartamentos que allí teníamos o se iba con Fidel Albiac».

Haciendo una indirecta a cómo Carrasco lleva pruebas sobre su relato a la docuserie, Benito aseguraba que no tenía pruebas que lo demostraran, ya que «lo que nunca iba a pensar es que ibas a entrar por la incertidumbre y te hacías una foto«. La cuñada de Rocío Tribunal hizo un convocatoria a Antonio Montero y Antonio Rossi, quienes hacían miembro en el hospital y, según cuenta, la veían entrar cada incertidumbre.

Sale en defensa de Rocío Flores

Poco antiguamente de que Rosa Benito pronunciara estas palabras, Rocío Flores había valiente un mensaje directo a su religiosa. Como no podía ser de otro modo, la colaboradora de ‘Ya es mediodía’ sentenció que «le gusta la clan robusto«, sacando la cara por la hija de su sobrina. «¿Y ahora qué? Una pupila que está rogando: ‘mamá, quiero platicar contigo’. ¿Qué hay ahora que tacharle a esta criatura? (…) ¿Qué es lo que va a contestar ahora cuando se siente el miércoles? ¿Por qué tiene que hacer que todos somos lo peor?».

«Cuando le pregunta por las casas de Miami, que dice que ya había germinado la semilla del mal como si fuera la semilla del diablo a una pupila de 9 abriles«, criticaba Rosa Benito. «Las que somos madres sabemos lo que duele un hijo. Yo cómo voy a proponer que a mi hijo le ha germinado la semilla del mal. Si no tiene esa maldad, esa picardía ni ese odio».