Los Alcántara regresan a la pequeña pantalla con su vigésimo primera temporada. Pero no es un regreso cualquiera. ‘Cuéntame cómo pasó’ sigue arriesgando y renovándose con una destacada envite: mostrar la crisis del coronavirus a través de la examen de esta icónica clan. A lo generoso de la temporada 21, la ficción de Televisión Española y Clase Ganga continuará narrando los hechos de 1992 pero además saltará a 2020 y 2021.

FormulaTV ha hablado con Joaquín Oristrell, el coordinador de guiones de la serie, para conocer cómo nace esta idea y sus principales miedos a la hora de afrontar este complicado liza. El argumentista y director del primer capítulo, así como de la partidura temporal del presente, adelanta algunas tramas de la temporada 21: Mercedes (Ana Duato) se vacunará y el temporal Filomena llegará a San Genaro. Adicionalmente, opina sobre el futuro de ‘Cuéntame’ y la posibilidad de seguir narrando el presente en las siguientes tandas de episodios.

¿Cómo nace la idea de realizar un brinco temporal en la temporada 21 de ‘Cuéntame’?

Me pilla la propuesta cuando estaba con ‘HIT’, preciso cuando tuvimos que detener el rodaje de la serie conveniente a la pandemia. En principio, yo no estaba en la nueva temporada de ‘Cuéntame’, pero al suceder ese parón me propusieron que plantease la idea. Eso fue a finales de marzo, principios de abril, cuando estábamos en el momento rabioso de la pandemia. En ese momento, nos pasábamos todo el día mirando el televisor, viendo las noticiario. Me sentía incluso incapaz de escribir cuando me ponía frente al ordenador. Sentía que cualquier cosa que contase que no fuera la pandemia no tenía sentido y pensé que una serie como ‘Cuéntame’ que juega con el tiempo, que siempre acento en presente porque existe esa voz en off que nos acento desde el presente, pues quizá podía relatar esa ingenuidad.

¿Se debatió la idea durante mucho tiempo?

Yo escribí un piloto y lo pasé a Miguel Cielo Bernardeu, que es el productor, lo pasé a los actores… Lo estuvimos hablando y posteriormente lo comentamos con Televisión Española. Todo el mundo dijo «¡causa mía», pero todo el mundo se atrevió. Mi teoría es que en la ficción siempre tiene que suceder poco de aventura, porque si no hay aventura, no hay interés.

Nuestro anciano miedo con el brinco es que 2020 no se comiera a 1992

¿Cuál fue vuestro anciano miedo a la hora de chocar esta ruptura del relato?

Nuestro anciano miedo era que una cosa no se comiera a la otra. ‘Cuéntame’ narra ahora mismo el año 1992 y queríamos que el presente tuviera su reto atención. 2020 y 2021 van apareciendo a lo generoso de todos los capítulos, porque nosotros vamos observando los cambios que se producen. En algunos capítulos es más testimonial y solo aparece una estampa de 2020 y en otros hay mucha más cabida del presente. De alguna guisa queríamos que se complementasen ambas cosas. En estos multiversos hay ciertas cosas que funcionan muy proporcionadamente, como por ejemplo entender cómo ha sido la relación de Toni y su hijo a lo generoso del tiempo, cosas que nos cuentan mejor a los personajes del pasado desde este presente que contamos. Otro miedo era la caracterización para calar a esas edades en los personajes. Creo que ha habido un trabajo muy bueno de maquillaje y de digitalización. Ha habido un enorme esfuerzo del equipo de maquillaje, además de los actores, pues han conseguido entrar en esos cuerpos con distintas posturas y trabajando las voces. Y además del equipo de digitalización para que fuera lo más veraz posible. No tenemos grandes presupuestos, pero tenemos voluntad e ilusión.

Esta idea de relatar el presente desde ‘Cuéntame’ ya se planteó anteriormente, pero se descartó. ¿Por qué ahora sí es una buena opción?

No estaba cuando se produjo esa caracterización, pero creo que fue más estilo de software de televisión, entonces todo sonaba un poco a mentira. Y aquí hemos intentado entretenerse con la verdad al mayor. Las caracterizaciones más complicadas fueron las de los personajes de Pablo Rivero e Irene Visedo, porque están en los 70 primaveras y esa es una años más complicada que los 90. Porque en los 70 hay gentío que no está especialmente envejecida, por ejemplo Susan Sarandon está estupenda. Nosotros teníamos claro que no queríamos hacer el ridículo con las caracterizaciones y lo hemos trabajado.

Teníamos claro que no queríamos hacer el ridículo con las caracterizaciones y lo hemos trabajado

¿Crees que este brinco temporal puede restar posibilidades narrativas a la partidura temporal flamante de la serie? En el caso de Antonio, insinuáis que podría expirar en el desnivel del 1992, pero luego vemos que sigue vivo en 2020.

Sí, pero lo que pasa es que no vemos cómo está Antonio en 2020. El resultado de lo que pueda ser ese atropello lo veremos en los noventa. Entonces, la compromiso o no compromiso o lo que sea qué ocurra con él será una de las intrigas de la temporada. El espectador podrá descubrir qué es lo que hay detrás de ese atropello: ¿Quién atropelló a Antonio? ¿Por qué? ¿Qué enseres tendrá eso? Esa especie de thriller se irá resolviendo a lo generoso de la temporada. Siempre hay un repertorio con la idea de que el espectador se enganche a esa trama.

Inés Alcántara está fuera de España en 2020, ¿es una forma de dejar franco el camino a que Irene Visedo pueda confiarse la serie?

No tiene mínimo que ver. En principio con Televisión Española sigue el compromiso de continuar. Las temporadas se suelen firmar de dos en dos. Uno de los mayores logros que tiene ‘Cuéntame’ es que ha seguido con el mismo reparto a lo generoso de los primaveras, sobre todo el meollo central del connubio y la abuela. Ese compromiso a generoso plazo existe, pero ‘Cuéntame’ depende, como todo, de que a la gentío le sigue interesando. Todo depende de lo que ocurra ahora con el estreno de la nueva temporada, a ver si la audiencia lo encuentra tan interesante como nosotros.

El brinco temporal no rompe la esencia porque siempre hemos conocido el presente de Carlos

¿Crees que este desvío rompe con la esencia de la serie, para proporcionadamente o para mal?

No, porque ‘Cuéntame’ siempre se cuenta desde el presente. Nosotros siempre hemos conocido, desde el principio, el presente de Carlitos. Él siempre estaba hablando desde un hoy. Para muchas personas ‘Cuéntame’ es desigual al que comenzó. Hay muchas personas mayores que los hechos de los 90 les son más ajenos y recuerdan más los 60 o los 70. ‘Cuéntame’ va renovando su audiencia con gentío más tierno porque los saludos que ahora aparecen, más ligados a la música o a la televisión, les resultan más cercanos. ‘Cuéntame’ se va transformando según la época que se va narrando.

A la hora de chocar este brinco temporal, ¿habéis tenido en cuenta lo que se cuenta en la novelística «Toda una vida» (2015)? Hay cosas del obra que no coinciden con lo narrado en el presente de la serie.

Sí, la asesinato de Antonio que aparece en el obra no ocurre en la serie. Ese obra se escribió hace muchos primaveras, cuando no se pensaba que la serie seguiría. «Toda una vida» es una novelística estupenda que hicieron dos compañeros, Carlos Molinero y Jacobo Delgado, pero luego la vida sigue. Jacobo es uno de los guionistas que tenemos ahora y él es consciente de lo que narró en ese obra, que es un relato, pero que no influye en la serie. La novelística no fue un compromiso con la serie hasta ese punto, porque no se sabía cómo iba a seguir la serie.

¿Bebéis de alguna trama de las que se narran en el obra?

Hay alguna cosita que se plantea, como por ejemplo que Karina y Carlos están separados, que eso está en la novelística. Pero no hemos ido a refrescar de la fuente de la novelística, sino que hemos ido a relatar lo que queríamos contar, que es el presente de la clan, el cómo está cada uno. Era interesante ver qué pasa con Oriol, con Santi, qué tipo de médico va a ser María, cómo será el marido que tiene en el presente… Ir por otras líneas.

¿Veremos un recuentro entre Carlos y Karina en 2020?

Uy, pues eso no lo sé [risas]. Ahora no, quizá en el futuro… Tenemos un Carlos en 2020, pero todavía no tenemos una Karina. Me has poliedro una idea porque todavía nos queda por escribir el final capítulo. Pero, en principio, no.

¿Cómo van a poblar el confinamiento los Alcántara porque parece que se van a Sagrillas?

Sí, hay un delirio, hay algunos movimientos. En principio Antonio está ingresado y la causa está cuidada por su hijo Carlos y su nieta Alba. Hacemos un repaso por toda la pandemia. En un capítulo vemos cómo comienzan a usar la mascarilla, en el futuro cómo se puede salir a dar un paseo o deporte, en otro es desde el punto de instinto de Santi, que es periodista como su padre… En el penúltimo vacunan a Mercedes y se verá hasta una peligro indicación Filomena.

Hay algún personaje que sabremos que murió hace algunos primaveras

¿Antonio no se vacuna? ¿Es negacionista?

No, no se vacuna pero no es negacionista. Lo que ocurre es que él ya ha pasado el covid. Yo no sé muy proporcionadamente cuál es le protocolo de prevención, pero supongo que los que hemos pasado el Covid-19 no tenemos prioridad a la hora de acoger la vacuna.

Ana Allen es una de las sorpresas de la temporada, que vuelve posteriormente de todas sus polémicas. ¿Cómo ha sido trabajar con ella?

Yo estuve con ella en una sola secuencia, porque estaba sustituyendo a Manuel Gómez Pereira. Tuve el distinción de trabajar con ella y todo el mundo ha estado encantado con Ana, porque defiende muy proporcionadamente su papel, lo conoce muy proporcionadamente, es una mujer muy perfeccionista y el personaje tiene fuerza.

Herminia siempre ha sido inmortal y, aunque sería surrealista que siguiese viva en el presente, ¿os costó mucho dar el paso de prescindir de la abuela?

No, porque el hueco de Herminia lo cubre Mercedes con su años, tendría la años que Herminia tiene en el pasado. Herminia en el 92-93 juega su papel de siempre: declarante de lo que ocurre con alguna trama propia. Es un personaje muy querido. Cada frase suya luego está retuiteada, porque lo clava. Herminia es un valencia seguro adentro de la serie. Ella no está en el presente, pero siquiera hay otros personajes, como Karina. Hay algún personaje que sabremos que ha muerto, algún personaje de los fijos, uno que tiene importancia sabremos que hace unos primaveras que murió.

Ya no se utiliza la voz en off como presente de lo que ocurrió, sino para hacer reflexiones

¿Vais a cambiar la voz en off de Carlos? En el primer capítulo, por ejemplo, es Merche.

Sí, vamos a ir jugando con la voz en off. Ya no se utiliza como el presente de lo que ocurrió, sino que la voz en off entra para hacer otro tipo de reflexiones. Eso en las últimas temporadas ya ha ocurrido, que la voz en off ya no es tan novelística, sino más emocional. La utilizamos para hacer un conexión entre texto y subtexto, para que el espectador sepa por el delirio que les estamos llevando. Y la voz en off siempre se realizará desde el 2020 en esta temporada.

Has mencionado que la peligro Filomena aparecerá en la temporada a modo de mención. ¿Asimismo es posible ver San Genaro nevado en el final capítulo? De hecho, ahora tenéis todo el plató cubierto de cocaína.

No. Para el final capítulo, en todo lo que afecte al 2020, vamos a tener la paciencia para ver cómo evoluciona la hogaño. Nosotros estaremos rodando hasta semana santa, más o menos. Hasta que producción no nos diga que ya no pueden esperar más, los guionistas vamos a esperar y a estar atentos a todo lo que ocurra en 2020. Yo pensaba que sería muy atún arruinar la temporada anunciando que ya hay una vacuna y fíjate que ya hay tres.

Creo que el brinco temporal es solo para esta temporada, pero dependerá de cómo se lo tome la audiencia

Has aventajado que estáis trabajando ya en ideas para la temporada 22, ¿habéis pensado extender el brinco temporal?

Creo que eso es poco de esta temporada. Creo que la obligación de contar la pandemia desde ‘Cuéntame’ surge ahora por este momento tan exclusivo que estamos viviendo. Pero si ahora me pones una pistola no sabría ni siquiera decirte cómo va a ser la temporada 22. No sé por dónde vamos a ir o qué se nos va a ocurrir. Siempre cuando nos sentamos para preparar la próxima temporada es como que hay un barranca. Puede ocurrir de todo, que haya un brinco para delante o para detrás. Va a pender un poco de cómo la gentío se tome este brinco temporal. Según la gentío se tome este aventura, nosotros tomaremos otras decisiones. Creo que la serie asume muy proporcionadamente este tipo de cosas, lo acepta muy proporcionadamente. Es un espacio que permite investigar, inquirir y darle vueltas.

Imanol Arias ha comentado recientemente que el final está cada vez más cerca.

No puedo aseverar mínimo. Creo que todo lo que hacemos en televisión depende muchísimo de cómo se reciba. Nosotros tenemos ahora que sentarnos y escuchar qué es lo que dice el manifiesto. Hemos escrito con toda la ilusión del manifiesto y ahora tiene que murmurar la gentío, que no me refiero a la audiencia, sino al impacto emocional, que para mí es lo que cuenta. Me pasó lo mismo con ‘HIT’, que yo no estaba irresoluto de unas grandes audiencias porque esto ya pertenece al pasado, pero sí que tenía interés por retener si lo que planteábamos tenía eco. Con ‘Cuéntame’ ocurre lo mismo. Tienes que ver si lo que planteas es útil para la gentío, desde el sentido profundo y el del entretenimiento. Independientemente de eso, además hay que ver qué quieren los actores, porque son temporadas muy largas, con muchos cambios, subidones, bajones…

¿Estarás en la temporada 22 como coordinador de guion?

En principio me va a sustituir un argumentista que se flama Sergio Barrejón. Yo estoy centrando en ‘HIT’, pero siempre voy a estar ahí, porque yo estoy trabajando en la casa y estoy para todo lo que haga errata. Espero estar lo más en la sombra posible, pero estar ahí: en el brainstorming del comienzo, por ejemplo.

Se ha incorporado Manu Todopoderoso, el actor que da vida a Luis, al equipo de guionistas. ¿Cómo habéis vivido este cambio de rol?

Estuve una tarde en una masterclass en la que di un curso de guion y él estaba entre los alumnos. Así que no me ha sorprendido este cambio. Lo hace muy proporcionadamente. Es corresponsable de algunos capítulos y he firmado algunos con él y muy proporcionadamente. No es tan infrecuente, aunque sí que ocurre más este cambio en dirección. Muchos actores dirigen. A mí me parece que este cambio de roles es bueno para todos. Ponerte en el otro banda, te hace entender muchas cosas en el guion.

¿Vas a dirigir algún capítulo, adicionalmente del primero, de la temporada?

No. Lo que pasa es que yo me he hecho responsable de la parte de 2020. Grabamos primero esa parte y, como era un lío ir cambiando de directores, porque hay un total de cinco, me encargué de dirigir esta parte al manifestación. Luego ya grabamos la parte del pasado del primer capítulo.

Más allá de ‘Cuéntame’, estás preparando la segunda temporada de ‘HIT’, ¿tenéis previsto seguir con los mismos alumnos o vais a a emplazar por una nueva coexistentes?

No, en principio nosotros vamos a ir por la partidura continental, es aseverar, otro problema, otro sitio y otra gentío. Esa es la idea. Independientemente de eso, como creemos que los chavales hicieron un trabajo inexistente y todo lo que afectaba al colegio, y de algún modo nos hemos quedado como vacíos con eso, estamos dándole vueltas a una idea. Incluso hemos hecho un teaser a ver si por ahí sale poco paralelo que pudiéramos investigar o trabajar. Yo siempre creo que hay un hueco entre las series que pasan en colegios e institutos y el mundo gremial, siempre creo que esa parte de becario haciendo horas, o de cajera mientras estudias… Creo que es un espacio del que se acento poco y ahí mucha gentío que vive esa ingenuidad.

Entonces, por un banda, estaría el personaje de HIT en otro instituto con nuevos alumnos y, por otro banda, estáis trabajando en una especie de spin-off con la antigua coexistentes.

Sí. Lo que pasa es que lo estamos trabajando nosotros, pero no significa que haya un compromiso con nadie todavía ni estamos trabajando para ninguna plataforma ni para la propia Televisión Española. Lo estamos haciendo por el distinción de trabajar con ellos, viendo si ahí hay poco con lo que sería interesante trabajar. Se están ya empezando a desarrollar los guiones de la segunda temporada.