Omar Montes responde a la polémica de la mascarilla y culpa a los organizadores:

El Festival Marenostrum tenía previsto celebrarse el domingo 12 de julio en Fuengirola. Sin retención, la estructura decidió detener unilateralmente el evento a última hora, acusando a Omar Montes de aspecto «incívica» al no querer utilizar mascarilla durante un acto de donación pactado al Banco de Alimentos esa misma mañana. Este lunes, en el propio comediante ha desmentido muy enfadado la interpretación de los organizadores.

Según ha explicado Montes en ‘Todo es mentira’, ni él ni varios miembros de su equipo llevaban mascarilla porque «iba a hacer el donativo a puerta cerrada» al retornar de la playa. «Solo quería tener un detalle con Málaga. ¿Cómo voy a decir que voy a un sitio a donar dinero y hacer una buena acción… ¿Y luego digo que no me quiero poner mascarilla? ¿Soy gilipollas?», se ha preguntado muy enojoso el de Pan Bendito.

El cantante se ha excusado asegurando que venía de la playa en ese momento y que, encima, padece polinosis, la conocida odio al polen. «Aun así, siempre que voy a este tipo de eventos me pongo la mascarilla», ha aclarado. «Me cancelan el evento porque dicen que no quería ponerme mascarilla, pero se quedaron con el dinero. Yo venía a dar un dinero, no a hacerme fotos con nadie ni a hacer ningún evento», ha reivindicado delante las preguntas de Marta Flich.

Montes ha explicado que una raíz se presentó por sorpresa en el emplazamiento con su hija adolescente para pedirle una foto. Al principio se mostró remiso porque, como ha agradecido, no llevaba mascarilla, pero delante la insistencia de la mujer acabó accediendo. «A los 5 minutos había 10 niñas que se avisaban las unas a las otras para verme, no había policía, no había nada», ha lamentado.

«Te jodes y pierdes dinero»

En ese momento, Omar se plantó delante los organizadores: «Le dije: ‘tío, yo vengo a darte un dinero para que la gente que lo necesite coma, no a hacer ningún evento. Yo tengo una enfermedad y si me pegan esto me puede hacer daño, y yo también hacérselo a los demás. Pero tú no puedes suspender el concierto porque no hayas vendido entradas. Te jodes y pierdes dinero, pero hay niños en la entrada llorando que quieren ver a Omar Montes'», recordó el cantante.

La respuesta del regulador no se hizo esperar: «Primero me dijo que iba a hacer un comunicado diciendo que lo suspendía porque yo estaba drogado y borracho. Soy árabe y todo el mundo sabe que no he probado el alcohol y las drogas en mi vida. Cuando vio que eso no colaba metió lo de las mascarillas y eso parece que ha colado mejor», ha denunciado Montes, consciente de que cuando mete la pata pide perdón «el primero». «Pero en este caso iba a hacer un donativo a puerta cerrada con un señor, llevaba el cheque para entregárselo y me encontré esto«, ha zanjado delante