Pablo Iglesias protagoniza un anuncio de alarmas chinas con esta imagen robada

Una empresa china que vende alarmas ha utilizado una imagen de Pablo Iglesias, presente vicepresidente segundo del Gobierno de España, para uno de sus anuncios. En el spot, Iglesias aparece entrando muy sonriente en una vivienda donde hay unos niños sentados a la mesa. Esta ilegalidad, pues para usar la imagen de cierto en un spot publicitario la persona debe dar su aprobación, ha nacido a la luz en OkDiario y se ha hecho eco de ella ‘El software de Ana Rosa’.

Ana Rosa Quintana ha explicado que esa imagen pertenece a un software que Iglesias y ella grabaron juntos. En una serie de especiales, la periodista madrileña entrevistó a los principales líderes políticos con motivo de las elecciones de aquel año y con la ayuda de un reunión de niños, que aportaban un punto fresco y flamante en sus cuestionarios.

«Desde que Iglesias se pone el moño miren lo que pasa, que la existencia supera la ficción», ha bromeado la presentadora para dar paso al vídeo donde se demuestra que la imagen ha sido robada de su software. Tras ver las imágenes, Ana Rosa ha afirmado entre risas que el vicepresidente parece «todavía más oriental con el moño», porque sus fanales «ya son rasgados» de por sí. Isabel San Sebastián ha dicho, igualmente riendo, que quizá la empresa ha utilizado la imagen de Iglesias para representar a «un okupa entrando en tu casa».

Ana Rosa cede la imagen de Iglesias

Más allá de señalar que le parece «un chascarrillo» lo que ha sucedido, la presentadora de Telecinco ha afirmado que la empresa no ha pedido permiso ni al software ni a la productora para utilizar la imagen, por lo que se tráfico de un delito. «Pablo Iglesias puede denunciar la utilización de su imagen», ha listo. «Y vosotros por la imagen del software, podríais sacar una pasta», le ha recordado Esther Palomera, una de sus colaboradoras habituales. «Yo se la cedo a los chinos, a mí me da igual. Nosotros hemos descubierto que era nuestro plató pero no se ve ausencia más», ha sentenciado Ana Rosa.