Paz Padilla la lía en su visita a Dior para comprobar la veracidad de las botas de Raquel Bollo

‘Sálvame’ ha vuelto a demostrar que es un formato de prensa rosa, pero todavía de entretenimiento y humor. Durante la tarde del 19 de febrero, los colaboradores del software debatieron sobre el parada nivel de vida que Raquel Chichón mostraba en redes. No obstante, dudaron de la certeza de las botas de Dior que vestía en una de sus fotos, por lo que Paz Padilla decidió ir a verificarlo.

Con Chelo García-Cortés a los mandos del software, la actriz y presentadora se trasladó hasta la milla de oro madrileña para comprobarlo «in situ». Como era de esperar, el vigilante de seguridad de la tienda no les dejó penetrar con la cámara en el interior del establecimiento, pero Paz consiguió entrar con el micrófono de solapa para poder escuchar todo lo que los dependientes le contaban. Pere repente, lo que era un reportaje de calle se convirtió en un sketch protagonizado por una Paz Padilla fascinada por el pompa y el olor de lo que le rodeaba.

«Me acabo de echar gel hidroalcohólico de Dior. Huele a Channel nº 5, qué rico«, decía mientras escuchábamos las risas desde el plató. Con la ayuda de Vitaly, el dependiente ucraniano del que Paz Padilla no paraba de cambiarle el nombre por diversas marcas de higiene dental, consiguieron la información que querían: eran verdaderas. «La secreto está en la fortuna de la suela», informó el dependiente. Pero tras tanta revolución, una de las dependientas pidió a Paz que «no era el punto donde preguntar» esas cosas, así que se tuvo que marchar de la tienda.

Realeza por sorpresa

Pero si la cuadro era atípica y extremadamente divertida, el prendedero final lo puso la aparición por sorpresa de Jaime de Marichalar. «¿Ha estado comprándole poco a su novia?», preguntó Padilla al exmarido de la Infanta Elena de Borbón sin asimilar si tiene alguna relación sentimental en la ahora. No obstante, Chelo Gª Cortés informó que Marichalar trabaja para la marca, así que probablemente se encontraba trabajando.