Peacock da luz verde al reboot de 'Queer as Folk'

Confirmado: vuelve ‘Queer as Folk’. Peacock ha poliedro luz verde al reboot de la revolucionaria ficción del inglés Russell T. Davies que, en esta ocasión, estará ambientada en Nueva Orleans. La plataforma propiedad de NBCUniversal ha encargado una temporada que estará compuesta por ocho episodios.

La nueva ‘Queer as Folk’, que lleva en avance desde 2018 en Feroz, correrá a cargo de Stephen Dunn (‘Little America’) y es descrita como una interpretación moderna de la serie llamativo británica que se centrará en un montón diverso de amigos que viven en la ciudad de Louisiana y cuyas vidas cambian radicalmente a raíz de una tragedia.

«Es un honor surrealista adaptar la innovadora serie de Russell T. Davies», afirma Dunn. «Cuando la serie se emitió originalmente, la idea de contar historias queer sin complejos en la televisión era tan provocadora que sentía que solo podía ver ‘Queer as Folk’ a escondidas. Sin requisa, muchas cosas han cambiado en los últimos vigésimo primaveras y sería maravilloso si la próxima concepción no tuviese que ver ‘Queer as Folk’ a solas en sus húmedos sótanos con el sonido silenciado sino con su comunidad y amigos y con el tamaño al mayor«.

Una ficción pionera

Esta es la segunda vez que la ‘Queer as Folk’ de Davies es ‘rebooteada’ para el notorio estadounidense. La serie llamativo, que debutó en 1999 en Channel 4, relataba la vidas de tres homosexuales interpretados por Aidan Gillen, Craig Kelly y un jovencísimo Charlie Hunnam. Tan sólo contó con una temporada de ocho episodios y un minitemporada exclusivo con dos episodios más, pero su éxito fue innegable y su influencia llega hasta nuestros días.

Poco luego se estrenó la primera interpretación estadounidense de Showtime creada por Ron Cowen y Daniel Lipman que cambiaba Manchester por Pittsburg. Protagonizada por Gale Harold, Randy Harrison, Peter Paige, Hal Sparks y Sharon Gless, la ficción cogió historias de la serie llamativo y las expandió a lo generoso de cinco temporadas y 83 episodios entre 2000 y 2005. Fue el primer drama televisivo del país protagonizado por personajes homosexuales y abrió el camino a otros creadores que después se lanzaron a contar historias con personajes LGTBQ.