Pipi Estrada se vuelve viral al grabarse despidiéndose de su gato muerto

Pipi Estrada ha manido como en la tarde del 15 de septiembre su nombre no dejaba de aparecer en Twitter. La red social del pájaro azur se llenaba de comentarios por un vídeo que circulaba en el que el colaborador deportivo de ‘El Chiringuito de Jugones’ se despedía de su astuto, que acababa de sucumbir, en la consulta de un veterinario. En el vídeo, Estrada lamenta la crimen de su mascota, pero, encima, protagoniza un incómodo momento final contiguo a la persona que parece ser el veterinario.

– Pipi Estrada: ????

+ No había cortado todavía

– ¿Que está vivo? pic.twitter.com/yb2RbWRqGk

— La pizarra de Mou (@PizarraMou) September 15, 2020

«Aquí estoy con mi Trapito. Ha llegado el final», comienza el vídeo Pipi Estrada sin poder detener de lagrimear. «No sé qué ha pasado, pero de repente se cayó a la terraza de abajo y lo cogí, pero no ha podido superar el momento«. El vídeo en cuestión resulta congruo tétrico, especialmente por el hecho de que se encuentra acariciando a su astuto muerto, que está sobre la mesa.

«Ha sido siempre un gato muy bueno. Te quiero. En la vida hay que seguir peleando, no queda más remedio», concluía el colaborador. Las redes sociales se han llenado de comentarios negativos en torno a él. Varios usuarios alababan el hecho de que «homenajeara» a su astuto, pero no de ese modo. Esto ocasionaba que lo tacharan de frívolo por compartir la imagen del astuto muerto mientras que el veterinario grababa la panorama.

Un final más amargo todavía

Una vez que ha terminado el que iba a ser el contenido de su mensaje, en vez de cortarse la panorama, esta ha continuado, mostrándonos un error por parte de Pipi Estrada al creer que su astuto seguía con vida. «No he cortado todavía», le comenta el veterinario. Sin secuestro, el comentador deportivo no le entiende, creyendo que le está diciendo que todavía sigue el que fuera su amigo con vida. «¿Está vivo?», pregunta en un atisbo de esperanza. «Que no había cortado, digo, que estaba todavía…», le explica, haciendo narración a que no había parado la reproducción del móvil, a lo que Estrada contesta con un «ah».