¿Por qué Toñi Moreno no tiene el hueco que merece en Mediaset?

Inesperado giro con el que nos ha sorprendido Paolo Vasile cara la nueva temporada televisiva en Mediaset: Jesús Vázquez va a ser el nuevo comunicador de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ en Cuatro, cubriendo de este modo el pues Toñi Moreno ha ocupado prácticamente un par de años seguidos. La nueva ha sorprendido a todos puesto que absolutamente nadie creía que la andaluza podría perder su puesto en el programa y mucho menos que Vázquez iba a ser la opción escogida para la nueva etapa del mismo. ¿Tiene sentido este cambio de papeles? ¿Qué va a pasar entonces con Toñi Moreno?

La pérdida de ‘Vive la vida’

El papel de Toñi Moreno en Mediaset hoy está más en el aire que nunca y es que la cronista se queda sin un programa que conducir. ¿Cuál va a ser su porvenir profesional? Es la enorme duda que brota ahora, una incógnita que esta vive después de ser años atrás uno de los fichajes estrella de Vasile. Cuando llegó al conjunto de comunicación tuvo la bastante difícil labor de abrir un nuevo hueco en las tardes del fin de semana, cubriendo a ‘¡Qué tiempo tan feliz!’ con su ‘Viva la vida’. La cronista tuvo la misión de remozar la franja, darle un nuevo aire y prosperar los índices anotados por la Campos y sí, lo logró, el espacio consiguió un hueco… si bien quizá no el suficiente para Vasile puesto que tiempo después, la dirección del mismo cambió y Toñi Moreno fue reemplazada al frente del formato.

Los directivos de la cadena optaron por Emma García, un semblante de siempre en la casa y decidieron que Moreno brincase a ‘Mujeres y hombres y viceversa’. Muchos interpretaron este intercambio de fichas como un premio para la vasca, que pasaba a conducir una apuesta con opciones de futuro y un inconveniente para Moreno, que brincaba a presentar un formato que no funcionaba singularmente bien y que además de esto no cuenta con una imagen positiva entre el público y singularmente la crítica televisiva . ¿Merecía Moreno este intercambio de proyectos? Evidentemente no. La cronista había luchado por su magacín y cuando el trabajo parecía dar sus primeros frutos, de manera rápida era reemplazada y cambiada de cadena. Tocaba iniciar de cero y hacerlo en un formato radicalmente diferente.

El reto en ‘MYHYV’ que cumplió sobradamente

Y sí, Moreno cumplió con creces su nuevo reto. Supo amoldarse a su nueva situación y probó lo que es: una cronista polivalente, profesional y agradecida con el trabajo que se le daba. La andaluza se integró de manera rápida en la activa del proyecto y pasó a transformarse en una «madre» para los tronistas y pretendientes. Supo darle la vuelta a la situación y le obsequió al programa lo que probablemente necesitaba: una voz prudente, que aportara experiencia, madurez y lógica; ‘MYHYV’ precisaba a alguien que se implicara mucho más y Toñi Moreno lo hizo. Tanto con los participantes como con el equipo; de manera rápida creó una química con Nagore Robles que patentizó el cariño que por último esta se ganó.

Pero ahora, una vez más, la andaluza ha perdido el proyecto; se ha quedado sin poder presentar ese programa que había hecho suyo. Jesús Vázquez es el nuevo comunicador del espacio, ahora va a tener la bastante difícil labor de integrarse como lo ha hecho y de ganarse el cariño del público leal del formato. ¿Por qué se ha optado por este repuesto? Parece evidente que ella no es la encargada de los bajos índices de audiencia que tiene el dating-show; no es preciso mudar de comunicador a fin de que esto sea un revulsivo para exactamente el mismo. El desgaste tras llevar más de 10 años en emisión con una fórmula que semeja gastadas (por lo menos en emisión lineal) es el motivo evidente de lo que ocurre con su desempeño. Moreno no merecía este nuevo menosprecio en el conjunto en el que trabaja; ella merecía proseguir al frente de un formato por el que sí ha luchado desde el primero de los días.

Una comunicadora poco valorada en Mediaset

Quizás ha llegado el instante que se valore considerablemente más a Toñi Moreno, que de una vez por siempre se ponga en valor su trabajo. Porque sí, obviamente la cronista sabe reinventarse e inclusive marcha bien como cooperadora de los realitys de la cadena, mas merece considerablemente más. Durante todo este tiempo, esta ha probado sobradamente que marcha en un directo en televisión: transmite energía, sabe simpatizar con la audiencia, con sus convidados y asimismo con sus colaboradores, siendo indudablemente un valor seguro para cualquier formato del que se encargue. Por eso semeja ininteligible el papel que se le ha dado en Mediaset, sí debería tener un peso mucho más esencial en la cadena. Quizás deberíamos contar considerablemente más con profesionales como Moreno y menos con supuestos estafadores como José Antonio Avilés.

¿Tiene sentido que este verano pase a ser la substituta de Emma García en ‘Viva la vida’, ese programa que vio nacer? Evidentemente no. La cronista merece más que regresar a lo largo de un par de meses al programa que en su día presentó. Debería valorarse considerablemente más su trabajo y darle el sitio que merece en el conjunto. ¿No podría ser el instante de apostar por ella en su faceta más periodística? Un ’75 minutos’ (espacio que condujo en Canal Sur) podría ser una alternativa idónea para Cuatro y asimismo para su faceta profesional. ¿O bien por qué razón no contar por ella en ciertos formatos de actualidad de la cadena? Debería haber más opciones para un semblante como ella, que ha probado ser polivalente y profesional diariamente.

Un nuevo inicio

Ahora, Toñi Moreno va a deber proseguir combatiendo por regresar a lograr ese espacio en TV que merece. No sabemos si la volveremos a ver en Telemadrid o bien Canal Sur, si proseguirá de cooperadora en formatos de Mediaset o bien emprenderá una nueva aventura profesional; mas lo que sí está claro es que merece proseguir en este medio. Alguien que marcha igualmente bien en información que entretenimiento, que además de esto sabe ganarse al público y que ha probado en infinidad de ocasiones su calidad profesional sí debe ser parte de esta industria con su formato; así sea un reality, un concurso, un magacín o bien un espacio reportaje. Ella sí merece percibir esa llamada que la vuelva a poner en el lugar que merece.