*En elaboración

La confusión del jueves 25 de febrero, ‘La isla de las tentaciones’ alcanzó su sexto software de la tercera estampado, en el que los participantes experimentaron su tercera hoguera. En el caso de Hugo Pérez, el gallego no pudo ver vídeos de su pareja, Lara Tronti, quien por su parte se mostró más tranquila y segura que nunca sobre el buen comportamiento de su novio.

«Tengo ganas de ver las imágenes. Espero encontrarme una Lara que se deje resistir y que se muestre tal y como es, aunque no esté yo, con unos límites», declaraba Hugo, ayer de conocer que no tendría ocasión de ver a su novia, momento en el que señaló que, mientras no sobrepasase los límites «le tendré la puerta abierta hasta el final». Asimismo, el gallego tuvo la oportunidad de murmurar del collar del veto, que él y sus compañeros enviaron a Rubén Sánchez para que no pudiera tener una cita con Lara. «Quiero creer que se lo tomó como una advertencia y que no se deje tanto resistir por sus palabras. Que piense en mí, yo todavía estoy aquí y la quiero con disparate», apostó Pérez, quien se emocionó cuando Sandra Barneda le comunicó que no había vídeos protagonizados por Lara.

«Quiero creerme que todo es positivo y no está haciendo falta del otro mundo. Me encantaría que fuera así, la Lara que conocí siempre, la que me enamoró», declaró Hugo, entre lágrimas, mientras recibía el apoyo de sus compañeros. El gallego señaló entonces lo «duro» que estaba siendo el software y manifestó estar «casi convencido de que ella ni se lió con nadie ni se acostó con nadie». «Confío en ella. Tiene unos títulos y espero y creo que no los pierde», añadió Pérez, para a posteriori incluso sostener que «voy a meter la mano en el fuego por ella».