Rafael Amargo,

Rafael Amargo continúa en el ojo del huracán tras el convulso final de año que vivió tras su polémica detención. Adicionalmente, tanto él como su grupo han protagonizado más de un encontronazo con el equipo de ‘Socialité’, amenazas incluidas. Sin retención, ahora se ha comenzado a conversar de la preocupación que su grupo tiene cerca de el bailaor y, entre comentario y comentario, se ha debatido sobre la conexión que existe entre el cómico y Cristian Suescun.

Los colaboradores de ‘Sálvame’ empezaron a tratar el plantón de Amargo a los compañeros de ‘Socialité’ cuando Miguel Frigenti soltó la explosivo: «Las supuestas fiestas que él hacía en su casa se siguen celebrando», para comentar exacto a posteriori que el actor «se ha encaprichado de un rostro» de Mediaset. Cuando el tertuliano confirmó que se trataba del hijo de Maite Galdeano, su compañero Kiko Matamoros le sugirió que «no lo dijera».

El resto de integrantes del software se sorprendieron tanto que hasta se escucharon risas como las de Lydia Verde. Mientras, Frigenti continuó defendiendo su novedad afirmando que ha escuchado «mensajes de audio donde le tira los trastos». Como era de esperar, María Patiño ha preguntado si Cristian Suescun «entraría al trapo» con Rafael Amargo. Adicionalmente, el colaborador ha terminado diciendo que «ha pasado noches en casa» del bailaor e incluso que el exconcursante de ‘La casa cachas’ «se interesó por pedir el teléfono de Amargo». Sin retención, Kiko Matamoros quiso quitarle importancia al asunto dando a entender que lo único que existe entre ellos es una amistad.

Los encontronazos de los Amargo con Mediaset

El equipo capitaneado por María Patiño ha cubierto la detención de Rafael Amargo de principio a fin, de hecho, el padre del cómico llegó a increpar a Giovanna González lanzando un: «¡A qué te pego!», cuando la reportera se encontraba en el portal micrófono en mano. Sin retención, este es primer problema de la directorio, cubo que ya ha cubo plantón a dos programas de la casa: ‘Sábado deluxe’ y ‘Socialité’, este final mientras criticaba duramente a la propia María Patiño y a Nuria Marín.