Rosa Benito apoyó y defendió a Rocío Carrasco en su primera entrevista, tras la homicidio de Rocío Tribunal

Desde que Rocío Carrasco tomase la audacia de sentarse en un plató de televisión para contar lo que ha vivido durante más de vigésimo primaveras, ha provocado una prisión de reacciones muchos ámbitos. Si acertadamente es cierto, cuenta con muchos defensores, pero incluso con algunos detractores como, por ejemplo, Rosa Benito, quien no ha parado de desmentir muchas informaciones. Sin incautación, todo era diferente durante la primera entrevista que concedió tras la homicidio de Rocío Tribunal.

Es necesario remontarse al año 2006 para encontrar este momento, concretamente, a ‘El software de Ana Rosa’. Presentadora y entrevistada frente a frente, Benito relataba todo lo que la clan había sufrido durante esos terribles meses: «Ha sido muy robusto todo. Yo necesitaba retornar con vosotros porque aquí me rio, gimoteo…», comienza exponiendo la entonces cuñada de Tribunal.

Sin incautación, comparando las palabras de Rosa Benito tras la teledifusión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ y la forma de platicar durante 2006, sus opiniones sorprenden proporcionado: «Rocío está muy sola. Que se te vaya una origen es una cosa muy sobresaliente«, comenzó exponiendo, antiguamente de romper una garrocha a crédito de Fidel Albiac: «Está destrozada, pero él ha sido su hombro».

Según pasaban los minutos, Ana Rosa Quintana buscaba conocer quién sería el principal apoyo para su entonces sobrina: «Tiene a Fidel y sabe que nos tiene a nosotros, a su tía Éxito y a mí. Yo sé que su hombro será Fidel», sentenció adaptado luego para aclarar dudas. Esta forma de explicar la ingenuidad es muy diferente a la forma en la que lo hace en pleno 2021.

Se abre en canal y revela lo que ocurría en su clan

Entre otras cuestiones, Rosa Benito arrojó luz sobre el duelo que estaba viviendo Amador Mohedano: «El ver que ya no la puedes tocar, que no la puedes achuchar… Amador no puede ver una imagen ni ojear un diario porque está derrumbado», confirmó. Asimismo, poco similar le ocurrió a José Ortega Cano, que estaba «muy mal»: «Se ha opuesto solo con dos niños. Sabe que somos una clan muy sobresaliente, pero cada uno tenemos nuestra vida», sentenció.