'RuPaul's Drag Race' corona a la ganadora de su temporada 12, la primera virtual de la historia

La final de la duodécima edición de ‘RuPaul’s Drag Race’ fue indudablemente la más singular de la historia del formato y es que la pandemia del coronavirus forzó a sus responsables a tener que efectuarla de forma virtual, algo que no había sucedido hasta la data. Pese a ello, los fanes del espacio pudieron vivir una noche cargada de sorpresas, espectaculares lip syncs y mucha emoción. Prueba de ello es el emotivo comienzo de esta gala singular en el que participaron semblantes que han formado una parte del mismo y que sirvió como gran homenaje al equipo del espacio. Whoopi Goldberg o bien Adam Lambert fueron ciertos conocidos artistas que desearon unirse a un enorme agradecimiento grupal a RuPaul y su equipo por hecho considerablemente más soportable esta cuarentena merced a la emisión del espacio.

Así fue el primer reto

Tras este bonito instante y al finalizar una ronda de entrevistas (virtuales, evidentemente) con las 3 finalistas Gigi Goode, Crystal Methyd y Jaida Essence Hall, arrancó la aguardada ronda de «lip syncs» finales que determinaron el nombre de la ganadora de esta edición. Pese a ello, no fue fácil para absolutamente nadie el prever quién podía llevarse la victoria puesto que en los 2 primeros desafíos propuestos por RuPaul, las 3 aspirantes lo hicieron perfecto; fue prácticamente imposible quedarse con una. Todas arrancaron con un primer «lip sync» del tema «Bring Back My Girls» de la propia RuPaul en el que solo veíamos los labios de las finalistas, las 3 asolaron con 3 actuaciones que bien seguro podrían haberles dado la victoria a cualquiera de ellas.

Después llegó el segundo reto en el que cada una de las aspirantes debía dirigir su vídeo efectuando una actuación de una canción escogida por cada una Crystal sobresalió merced a «I’m Like a Bird» de Nelly Furtado al paso que Jaida asoló con «Get Up» de Ciara y Chamillionaire. Por su parte, Gigi asimismo relució como compañeras recreando el vídeo «Take On Me» de A-ha. Por ello, RuPaul optó por ver a las 3 en el enorme «lip sync» final. En contraste a la mayor parte de ediciones, no suprimió a ninguna de ellas y todas y cada una se debieron enfrentar conjuntamente (si bien cada una en su hogar) con un tema mítico del pop internacional: «Survivor» del mítico conjunto Destiny’s Child.

Y la ganadora es…

Los responsables del espacio mandaron a todas y cada una de las finalistas exactamente el mismo vestuario y exactamente el mismo equipo técnico, a fin de que pudieran tener exactamente las mismas ocasiones en su actuación final. De esta forma, vimos 3 «lip syncs» muy diferentes mas que resultaron determinantes para elegir a la ganadora de la edición. De esta forma, con este reto y tras examinar la trayectoria de cada una de ellas, RuPaul pudo decidirse por último por una, dándole el título de reina de esta duodécima edición del triunfante formato de T.V. a Jaida Essence Hall. Una resolución que semeja que no agradó a muchos fanes del espacio que han anegado las redes sociales con críticas a esta elección.