'Sálvame' destapa lo que pasó después de la bronca entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban

‘Sálvame’ ha abierto su programa este lunes 22 de junio examinando la bronca entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban, que terminó con el comunicador descuidado el plató de ‘Sábado deluxe’ muy contrariado una vez que la entrevistada diera a comprender que no había sufrido tanto las consecuencia de la crisis del coronavirus. Dos días después, semeja que comunicador y cooperadora ya han acercado posturas.

Según el directivo de ‘Sálvame’, David Valldeperas, Jorge Javier Vázquez mandó un mensaje a la cooperadora este fin de semana. Un dato que confirmaron cooperadores como Anabel Pantoja, quien además de esto explicó que Belén había pasado un par de días «muy disgustada» tras la discusión con su compañero. Después de que la «princesa del pueblo» dejara en duda su presencia en ‘Sálvame’ en un corto plazo, el programa ha confirmado que los dos se rencontrarán en el plató el martes 23 de junio.

Los cooperadores se mojan

Como era de aguardar, el análisis de la discusión dio sitio a todo género de opiniones. Gema López criticó enérgicamente la postura de Jorge Javier Vázquez: «A mí no me gustó que se fuera, porque creo que tiene mano izquierda y profesionalidad para lidiar con eso», aseguró la tertuliana. En su opinión, Jorge Javier trató con desdén a la entrevistada. «Ningunea a Belén con lo de los chorbos y con lo de Cayetana. Prefiero que me refutes con razonamientos a que me hagas pequeñita, denunció López.

Al contrario, Kiko Matamoros vio atinado el comportamiento del comunicador pues «si se queda, hubiese podido ir a más». Según Matamoros, «se vende como un enfrentamiento político y no es eso. Jorge brinca cuando Belén le atribuye una falta de proximidad y empatía con las víctimas. Él estaba de cachondeo y de buen humor y no entró a calificar su discurso», afirmó antes de soltar una pulla a Gema López: «Vamos a enseñarle ahora a hacer T.V. a Jorge Javier«.

Anabel Pantoja ha lamentado la tristeza de Belén Esteban tras el altercado: «Se quedó humillada sin saber qué hacer». Confiando en una pronta reconciliación, achacó al enfrentamiento a la confianza: «Los 2 han chocado al haber mucha confianza, Belén haciendo el alegato y diciendo lo de los chorbos«.

Antonio Montero apoyó el alegato de Belén, argumentando que representa «a bastante gente» con sus palabras sobre el sufrimiento a lo largo de la pandemia, al paso que Miguel Frigenti alabó la honestidad de la de Paracuellos, al unísono que simpatizaba con Jorge Javier por el tiempo de crispación política: «Se me partió al lama viendo a Belén plañir, creo que Jorge no se debería haber ido, mas lo comprendo pues aguantar las críticas es como una olla a presión«.