'Sálvame' desvela el cambio físico de Oriana Marzoli y el dinero que se habría gastado en operaciones

‘Sálvame’ invitó este lunes al cirujano Luis Vecilla para examinar la obsesión de Oriana Marzoli con la apariencia física de si misma y de los demás. A la mínima discusión que sostiene con otra persona, la venezolana ataca el aspecto y la edad como primordiales ofensas cara sus contrincantes, en general mujeres. Su obsesión le ha llevado a pasar por el quirófano en numerosas ocasiones a sus 28 años de edad, destinando para esto un esencial desembolso económico.

En nada se semeja la Oriana que conocemos ahora con la que comenzó en el plató de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ en 2012. Aunque sostiene que solo se ha operado el pecho, Vecilla apunta evidentes cambios faciales. «Lo que más me llama la atención son los ojos y la mandíbula«, defiende, señalando que la joven podría haberse sometido a una cantopexia para lograr una mirada más dulce y a una operación ortognática para corregir el prognatismo de la quijada.

El cirujano de ‘Sálvame’ explicó asimismo a Carlota Corredera que Oriana podría haberse rellenado los labios y los pomulos, y no disimuló la buena opinión que le merecía el resultado obtenido en sus curvas faciales. «Si parara acá, no estaría mal mas ha comenzado con los rellenos en pómulos y labios y eso es un camino que no para”, argüía.

El dinero que se habría gastado en sus operaciones

Luis Vecilla tampoco vio controvertible el trabajo efectuado para cincelar la figura de su cuerpo. Observando imágenes de El Confesionario de Kiko, concluyó que sus pechos se habrían ampliado usando prótesis y no grasa de otra una parte de su cuerpo. Además, apuntó una más que probable lipo vaser, un género de lipoescultura que sirve para lograr un contorno más definido y con más curvas.

Con todo este trabajo y viendo que el resultado, el cirujano estima que Oriana Marzoli se podría haber gastado unos 20.000 euros en operaciones estéticas. Una cifra nada desdeñable que para ella era precisa para sentirse a gusto con su cuerpo, algo que le obsesiona en vista de los insultos que profiere a otras féminas cuando se enfrenta a ellas, tal como hemos visto en sus enfrentamientos con Fani o bien Leticia Sabater en ‘La casa fuerte’.