Los caprichos de la casualidad quisieron que este miércoles Rocío Carrasco pasara un apuro en el debate en directo de ‘Lazos de crimen’. La entrega dedicada a Paco de Lucía tornó en una reunión sobre su papel como padre, ya que él mismo reconoció en su día que no estuvo muy presente en la vida de sus hijos oportuno a su carrera. Ante esta existencia compartida por muchos artistas, la hija de Rocío Jurado se sintió directamente aludida.

«Se habla de madre ausente y ya me miráis a mí«, sorprendió, visiblemente nerviosa, Rocío Carrasco. «Yo no he sufrido la ausencia de mi madre, no la he vivido», defendía, añadiendo que «aunque haya ausencia, cuando se es buen padre o madre no se siente ausencia». Carmen Ro, una de las colaboradoras, remataba afirmando que es «mejor la ausencia de una buena madre que la presencia de una mala madre«.

Inevitablemente, estas reflexiones de la hija de la más excelso eran más leídas en esencia de su propia experiencia como mama que en su experiencia como hija, dada la inexistente relación que mantiene con sus descendientes. Da la casualidad que su intervención en ‘Lazos de crimen’ se produjo el mismo día que la revista Lecturas sacaba a la luz la nueva demanda que ha interpuesto contra su ex y padre de sus hijos, Antonio David Flores. Rocío Carrasco habría llegado al orilla tras escuchar cómo en los últimos meses ha cargado contra ella día tras día en ‘Sálvame’ y otros programas de Telecinco. La quiragra que habría colmado el vaso sería las continuas acusaciones de que es una mala mama.

Carmen Borrego echa tronco al fuego

Para más inri, ese mismo día Carmen Borrego, amiga de la clan Carrasco, concedía una entrevista en la que echaba más tronco al fuego en la relación de mama e hija. «No creo que Rocío Flores recupere a su madre«, afirmaba con contundencia la hija de María Teresa Campos, insinuando que la novato «se equivocó» en su día y «tiene que pedir perdón». «A lo mejor a su madre le ha podido hacer tanto daño que se ha quedado paralizada en eso«, añadía, segura de que los hechos que sufrió Rocíito le hacen «incapaz de perdonar». «A lo mejor algún día tienen un encuentro pero no van a tener una relación de madre e hija», sentenciaba.