La renovación del Consejo de Agencia de RTVE ha causado reacciones mixtas. El nominación de José Manuel Pérez Tornero como presidente convenció a gran parte de la ciudadanía y los profesionales del medio. Sin requisa, otros sectores se mostraron más críticos con esta valor. Ha sido el caso de Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, que aprovechó su aparición en ‘Espejo notorio’ en la mañana del 25 de febrero para cargar contra el acuerdo de PP y PSOE.

«Nos hemos excluido de ese reparto, de esa vergüenza», aseguraba Arrimadas. «El PP y el PSOE no se han puesto de acuerdo en mínimo y ahora, cuando pasan las catalanas, se van a un cuarto ambiguo a repartirse los jueces y la tele. Es una auténtica, Susana». La política aseguraba que su partido había decidido de forma voluntaria no participar en esta renovación. «Nosotros nunca hemos querido participar. Pero no ahora; ni cuando teníamos 57 escaños, ni cuando teníamos 32, ni 40. Yo no he venido aquí a participar de este pasteleo y reparto de cromos».

«Yo creo que hacen desatiendo más acuerdos de Estado», aseguraba frente a la atenta vistazo de Susanna Griso. «Pero más acuerdos de empleo, para rescatar vidas, para hacer unos presupuestos buenos… Y no para hacerse el reparto de los jueces y de la tele». La política aseguraba que este acuerdo demostraba la penuria de un partido como Ciudadanos, al que describía como «un partido serio, sensato y robusto».

Vox coincide con Arrimadas

Tanto Vox como Ciudadanos decidieron desmarcarse del acuerdo de renovación del Consejo (tras una situación de provisionalidad que duraba ya dos abriles) y acusaron a los partidos que la apoyaron de «repartirse las instituciones». Ayer de la votación en el pleno, Guillermo Díaz, representante de Ciudadanos, anunciaba la negativa de su partido a formar parte dela renovación. Por su parte, Manuel Mariscal, de Vox, aseguraba que el acuerdo era un «gran teatro del consenso».