Nuevo capítulo en la pelea entre los medios de comunicación convencionales y los streamers de las nuevas plataformas online. Ibai Llanos ha compartido a través de su cuenta de Twitter una queja muy extendida entre los creadores de contenido, relacionada con los derechos de televisión y la imposibilidad que tienen los youtubers de utilizar clips de vídeo de algunos programas de televisión.

Haciendo alarde de la ironía, el streamer ha comenzado su queja exponiendo «una de las cosas más graciosas que tiene todo el tema de derechos». «La televisión puede pillar imágenes de nuestros streamings como les sale de los cojones sin pedir permiso a nadie, pero si posteriormente tú pones alguna imagen de la tele en directo acabas en un chancillería«, comparte a través de un tuit.

Muchos usuarios de YouTube se habrán percatado de que, en el momento en el que los creadores de contenido insertan algún vídeo emitido por algún canal de televisión, los contenidos aparecen distorsionados para que «no salte el copyright». Este hecho está muy relacionado con la queja de Llanos, pues la utilización sin permiso de ciertas imágenes podrían ocasionar la imputación de un delito contra la propiedad intelectual.

Una de las cosas más graciosas que tiene todo el tema de derechos y tal es que la televisión puede pillar imágenes de nuestros streamings como les sale de los cojones sin pedir permiso a nadie pero si posteriormente tú pones alguna imagen de la tele en directo acabas en un chancillería

— Ibai (@IbaiLlanos) February 22, 2021

El artículo 270 del Código Penal especifica que podrán ser castigados aquellos que «en la prestación de servicios de la sociedad de la información, con actitud de obtener un beneficio financiero directo o indirecto, y en perjuicio de terceros, facilite de modo activo y no neutro y sin ceñirse a un tratamiento meramente técnico, el comunicación o la colocación en internet de obras o prestaciones objeto de propiedad intelectual sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos».

¿A quién pertenecen los derechos de los vídeos de YouTube y Twitch?

Efectivamente, este texto permitido afecta por partes iguales a televisiones y plataformas, pero el asunto puede complicarse si acudimos a los términos y condiciones de uso de la plataforma de vídeos: «Al subir Contenido al Servicio, otorgas a YouTube una atrevimiento mundial, no monopolio […] y transferible para usar dicho contenido con el fin de ejecutar, promocionar y mejorar el servicio». Por lo que, verdaderamente, los vídeos de la plataforma pertenecen a YouTube. Lo mismo ocurre con la plataforma en la que emite en directo: «Los Servicios de Twitch son propiedad de Twitch y están gestionados por Twitch».