El 5 de enero, Miguel Frigenti y Noemí Salazar protagonizaron un válido enfrentamiento por videollamada en ‘Todo es mentira’. El colaborador de ‘Sálvame’ quiso dar voz a los seguidores que habían comprado productos promocionados por la protagonista de ‘Los Gipsy Kings’ y habían sido engañados: «En muchos casos no llegan o son diferentes a lo anunciado. Todavía me di cuenta que muchos de esos productos se venden en AliExpress a un precio suficiente inferior y lo que hace Noemí es inflar el precio«, informó el periodista.

«Trabajo con muchísimas marcas y si tienen algún problema, que vayan al unidad de incidencias de la marca. Si yo compro una cafetera no voy a George Clooney a reclamarle«, se defendió Salazar en presencia de las acusaciones de estafa de Frigenti. La exconcursante de ‘GH VIP 7’ afirmó que no puede ojear todos los mensajes que recibe porque tiene «casi 900.000 seguidores, una hija, una clan, un adherido nuevo para aderezar y una marca de cosméticos» y que por lo tanto no tiene tiempo para poder contestar a sus fanáticos.

«Deberías contestar a tus clientes y darles una posibilidad porque tú como influencer tienes una responsabilidad. Deberías informarte de las cosas que vendes y de las garantías que ofreces a la multitud que te compran esos productos porque por ellos estás donde tú estás», le recriminó Frigenti. Por su parte, Salazar explicó que al trabajar con tantas marcas, las personas que han acudido al periodista son un «1%» de perjudicados y que asimismo tendría que tener en cuenta todo el empleo que genera: «Gracias a mí doy mucho trabajo a empresas de transporte, repartidores y a los chicos que están en el almacén».

Con la información de Frigenti, ‘Todo es mentira’ corroboró que los productos que promociona Noemí Salazar en sus redes sociales tienen precios inflados. Frente a estas informaciones la influencer afirmó que «hoy en día todo está en AliExpress» y que «el comercio es cuando cualquiera transacción una cosa y la vende. No son estafas». No obstante, a pesar de defender ese cambio de precio, la exconcursante de ‘GH VIP 7’ negó ser consciente de ello: «No soy un comparador de precios».

La queja de una clienta

Durante el software, ‘Todo es mentira’ dio voz a una de las afectadas por las promociones que realiza Noemí Salazar. En una ocasión pidió una jubón reductora y le llegó una manguita de sofá mientras que su segunda transacción ni siquiera la ha recibido aún. La seguidora se quejó de que la influencer no contestaba a sus fanáticos: «A día de hoy recibo miles y miles de mensajes, no puedo ojear todos. Yo no puedo ser secretaría de todas las marcas porque tengo vida», aseguró la protagonista de los ‘Los Gipsy Kings’ mientras le pidió al redactor del espacio que le diese su número personal a la clienta.