2020 pasará a ser, sin zona a dudas, el año más duro para Ana Obregón. La actriz perdió a su hijo Álex Lequio el pasado mes de mayo luego de una larga temporada sufriendo un cáncer. Poco a poco, va cogiendo fuerzas para seguir delante y dialogar de cómo se encuentra. Hace unos días, ofrecía su primera entrevista desde el trágico suceso a una revista y, con motivo de ser el rostro de las Campanadas de Televisión Española, ha concedido la primera entrevista en televisión a ‘Corazón’.

La cita se produjo mientras Ana Obregón y Anne Igartiburu preparaban el vídeo promocional de las Campanadas. «Es retornar a casa. Me siento en casa», comentaba Obregón tras su dorso a la televisión luego de sobrevenir estado volcada en el tratamiento de su hijo. «Me hace ilusión que seamos dos mujeres, pero sobre todo que ha sido un año muy difícil para todo el mundo, no solo para mí, y que hay 60 mil familias de fallecidos de coronavirus, 200 mil por cáncer y todas ellas se van a identificar conmigo ese día. Si les doy un poco de bienquerencia, ya me silencioso satisfecha«.

Un mensaje de bienquerencia en las Campanadas

Durante toda la entrevista, Ana Obregón no ha dudado en repetir lo necesario que es cursar un mensaje de bienquerencia en unos momentos tan duros como estos. «Estas Campanadas no quiero afirmar cuál va a ser el mensaje, pero van a ver un corazón que, aunque esté roto, está realizado de bienquerencia«. Adicionalmente, asimismo apostaba por la importancia de que fueran ella y Anne Igartiburu quienes dieran la bienvenida a 2021.

«El mensaje de dos mujeres, madres las dos, porque yo sigo siendo mamá hasta el día que me muera. Van a ver que las mujeres valemos, tenemos poder, corazón, sensibilidad», defendía. «El mensaje va a ser de esperanza, pero sobre todo de mucho bienquerencia». Adicionalmente, concluía con que le gustaría transmitir la escazes de ser responsables para frenar la propagación del coronavirus en lo que llegan las vacunas.

Las Campanadas le ha ayudado a recuperar la ilusión

La comicios de Ana Obregón como una de las dos presentadoras de las Campanadas supone su regreso a la televisión desde ‘MasterChef Celebrity 4’ y una oportunidad de retornar a estar en activo. «Este es el primer día que me despierto y no plañido«, aseguraba. «Las lágrimas son sanadoras. No ha habido mensaje, me he despertado esta mañana y he tenido una fuerza estupendo que me ha donado Álex para retornar a la vida». La presentadora de ‘Corazón’ afirmaba que se notaba que había regresado con ilusión pese a lo duro que podía resultar ese día. «No he tenido chispa en la ojeada hasta hoy«, coincidía la entrevistada.