‘laSexta sombra’ trató el 20 de febrero uno de los temas que han protagonizado la dietario mediática: la detención del rapero Pablo Hasél. Esta audacia jurídico provocó grandes disturbios desde hace varios días en diferentes partes del país y, por ese motivo, el software presentado por Iñaki López quiso conocer la opinión de algunos invitados que visitaron el espacio de laSexta: el clan Taburete, compuesto por Willy Bárcenas y Antón Carreño.

«Meter a algún en la calabozo por lo que ha dicho no está aceptablemente, pero no apoyamos cómo han sido las protestas. No tiene ningún tipo de sentido», reconoció el Carreño, que siquiera está de acuerdo con el tipo de discurso que transmitían algunas de las trivio del rapero porque «influye a mucha gentío»: «Puedes protestar de muchas maneras, pero no así», concluyó el nuevo.

Por otro banda, Willy Bárcenas incluso aportó su punto de perspicacia, un poco diferente a la de su compañero: «Sea la burrada que sea, creo que meterte en la calabozo por eso, no le veo ningún sentido«, afirmó, aunque señaló que el rapero no solo había sido acentuado por sus polémicas trivio, sino incluso por otros asuntos judiciales que tenía abiertos de antiguamente. «Hay que ver qué ídolos construimos porque siquiera creo que sea para hacer un Nelson Mandela de este señor«, explicó Bárcenas.

Errejón sobre Pablo Hasél: «No debería estar en la calabozo»

Íñigo Errejón incluso estuvo presente en ‘laSexta Sombra’ el 20 de febrero, afirmando que las imágenes que se estaban viendo estos días en relación a las protestas por Pablo Hasél eran «lamentables». El líder de Más País denunció que «estos hechos no debería ser utilizados para las peleas en el Gobierno».

Aunque considera que el personaje de Hasél es «disparatado» y con «trivio deleznables», cree que «no debería estar en la calabozo»: «No quiero existir en un país donde los cantantes, titiriteros, actores o los tuiteros puedan terminar frente a un tribunal o en el interior de una celda. No quiero que eso pase». Al político le preocupa la lozanía especialmente porque «hay una concepción entera que solo ha conocido la crisis y nos tenemos que preguntar qué tenemos que variar para que no vuelva a producirse esto».