El jueves 4 de enero, ‘La isla de las tentaciones’ emitió su tercera entrega, en la que los chicos, tras ver imágenes de sus parejas en su primera hoguera, se mostraron mucho más sueltos y cercanos con las solteras, hasta el punto de que Jesús Sánchez y Diego James Lover acabaron besándose con algunas de ellas durante el charnela de «Verdad o atrevimiento». Una iniciativa a la que se sumó Manu González, fuera del charnela, tras flirtear con Fiama Rodríguez. Sin secuestro, el gaditano no se quedó ahí, sino que se besó incluso con Stefany Martínez, poco por lo que acabó recibiendo un toque por parte de su compañero Jesús.

«Me he regalado cuenta de que es una pedazo de mujer y ojalá me hubiera regalado cuenta fuera y nunca hubiera venido aquí», manifestaba el gaditano sobre su pareja, Lucía Sánchez, ayer de su gran «desliz» en el reality. «Me lo he pasado de suntuosidad, he desconectado totalmente de todo. He estado muy cercano con las chiquillas. Yo soy así, para qué nos vamos a engañar», declaró Manu, al conversar de la fiesta frente a las cámaras. «A Fiama le gusta esparcirse mucho, se parece a mí en eso», observó el participante, quien confesó a la canaria que «tú puedes venir a intimidarme». «Cuidado que tienes a tu piba detrás y si dices eso, le va a agobiar», comentó la aludida, sobre Stefany, quien hasta el momento había sido la soltera más cercana a Manu. «Me suda la polla, yo no tengo piba aquí», respondió el gaditano, tajante. En presencia de la relación de uno y otro, Fiama quiso dejar las cosas claras y confesó que «a mí las historias de celos me aburren, así que vete con él». Un comentario que Stefany dejó acontecer, mientras que Manu señaló que «creo que a Stephany no le tengo que dar explicación ninguna».

«¿Te compensa tener guardián en un banda y en otro? O sea, ¿has dejado de tener novia y ahora tienes guardián de seguridad aquí?«, comentaba la canaria, durante el galanteo con Manu, quien opinó que a Stefany «como que le estaba dando coraje que yo estuviera con Fiama». Una aspecto por parte de la soltera que el gaditano quiso calmar al asegurarle durante la fiesta que la recién presentación «me ha llegado a conversar, pero no tiene nadie que hacer. Lo digo para que estés tranquila». «Con Stephany la he cagado yo desde el minuto uno, pero si hay otra chavala que despierta poco en mí, no me voy a reprimir, no voy a sujetar, porque si no, estaría siendo un desleal», comentaba Manu, a solas, quien acabó bailando muy pegadita con Fiama. «¿Cómo se llega a tener dos novias? Yo no soy celosa por lo menos», comentaba la canaria, a quien Manu respondió que «tú eres una hija de puta buena, porque tú me vas a poner las cosas complicadas».

«Esto es una vergüenza»

«Yo soy el más peligroso que hay aquí con diferencia», comentaba el gaditano, ayer de animar a Fiama a ir con él a un oportunidad apartado, un «ámbito megapantanoso» a fanales de la canaria, que acabó compartiendo varios besos con el gaditano y activando así la luz de la tentación en la villa de las chicas, donde Lucía, pareja de Manu, confesaba que «me agobia muchísimo la luz. Te da vueltas la inicio». Tras sus besos con la soltera recién presentación, Manu se acercaba a Stefany, a quien señalaba que «yo estaba esperando a que tú vinieras», poco que la tentadora no se creyó. «He estado con Fiama muy a inclinación, ha surgido un beso y cuando solté a Fiama me fui para el otro banda, me he olvidado de Fiama, para qué te voy a engañar«, confesaba Manu, sin tapujos, frente a las cámaras.

De hecho, el gaditano acabó besándose con Stefany escasamente unos minutos a posteriori de hacer lo mismo con Fiama, lo que provocó que, de nuevo, sonara la luz de la tentación. «Cuando se enciende varias veces te vas acostumbrando, qué voy a hacer. No puedo hacer nadie, no voy a estar todo el día llorando siquiera», reconocía entonces Lucía . Mientras, Jesús, compañero de Manu, no dudó en enfrentarlo por su comportamiento. «Te has ido con dos tías el mismo día, tío», le reprochó el sevillano. «Pero ¿por qué te mosqueas conmigo?», cuestionó Manu, tras lo cual su amigo reconoció que era «porque te quiero, porque tú quieres a tu novia y ha sufrido lo más ínclito». «Me sospecha porque me duele, porque sé lo que es al revés, porque tu novia te quiere y cuando vea esto, es una vergüenza. En el mismo día, se la has liado dos veces», declaró Sánchez, quien reconoció que su compañero «se ha venido un poco debajo, pero no he querido darle más lisonja porque creo que cuando tiene que rememorar es mañana, no en caliente».