'Supervivientes 2020': La dura imagen de los concursantes abalanzándose a por una lasaña a causa del hambre

Los concursantes de ‘Supervivientes 2020’ llevan múltiples semanas en Honduras haciendo en frente de los inconvenientes que conlleva el programa, primordialmente entre ellos la falta de comestible y la fuerte sensación de hambre. Para intentar mitigarlo, el programa efectúa habitualmente pruebas de recompensa a fin de que puedan comer, mas la de la Gala 12 ha dejado una imagen que va a ser muy bastante difícil borrar de la memoria.

Para aprovecharse de la lasaña que les ofrecía el programa, los supervivientes debían llenar un rompecabezas en la playa. Elena Rodríguez y Ana María Aldón aguardaban a que sus compañeros recogiesen todas y cada una de las piezas. Sin embargo, en el instante de ponerse a llenarlo no fueron capaces de hacerlo en el tiempo establecido ni tan siquiera contando con la ayuda de Hugo Sierra.

Los 3 robinsones no conseguían poner el rompecabezas de la forma adecuada con las indicaciones de sus compañeros. La dirección del programa les dejó múltiples prórrogas a fin de que lo cumpliesen, mas ni con esas fueron capaces. No obstante, ellos no se rindieron y terminaron la prueba si bien fuera de tiempo. Debido a su dedicación, el programa decidió cederles el completo de la recompensa, con lo que podrían gozar de toda la lasaña.

Una dura imagen

No dio tiempo a que Lara Álvarez diese por empezado el tiempo del que disponían para comerse la lasaña que los concursantes ya se abalanzaron sobre la recompensa. La imagen fue durísima, y es que la fuerte sensación de apetito les hizo devorar el alimento como raras veces ya antes se había visto en el programa. Las ansias pudieron con ellos, lo que dejó múltiples pedazos de lasaña sin comer y otros tanto desperdiciados. A Elena se le caía, al tiempo que Albert Barranco se comía los restos del suelo mezclados con arena.

Sin embargo, ya en la Palapa, fue muy criticada la actitud de ciertos participantes no habiendo sido desprendidos con sus compañeros. Algunos llevaban tiempo sin gozar de una recompensa y Rocío Flores ha estado unos días comiendo crudo por una prueba del pasado martes. Ivana Icardi fue la primera en enseñar su indignación contra Elena por sus ansias y su desperdicio con la lasaña, a la que se sumó Flores.

«Yo estaba delante y me has empujado. Solo te solicito que la próxima vez mires más a tu alrededor, que da la casualidad de que siempre y en todo momento te ocurre lo mismo con los mismos«, aseguraba la hija de Antonio David Flores. Elena no iba a dejar que la dejasen por ególatra e inclusive aseveró haber compartido con su compañera su lata de comida el día precedente. «No afirmamos que no comas, solo que, si no puedes con esa porción tan grande, no la cojas«, concluía Ivana.