'Todo es mentira' ficha a Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid, tras abandonar Ciudadanos

Al igual que los concursantes de ‘La isla de las tentaciones’ acaban por dar el brinco a los diferentes programas y realities de Mediaset, muchos políticos han antitético una segunda vida mediática en el plató de ‘Todo es mentira’. El final fichaje del software presentado por Risto Mejide ha sido el expresidente de la Comunidad de Madrid, Atractivo Garboso, que se ha convertido en su nuevo colaborador.

Tras la dimisión de Cristina Cifuentes, quien además colaboró en el software, Atractivo Garboso ocupó el puesto de presidente en funciones de la Comunidad de Madrid hasta la convocatoria de elecciones en 2019, para las que Pablo Casado se decantó por Isabel Díaz Ayuso como primera de la nómina del partido azur en la comunidad madrileña, provocando la salida del político, que acabaría fichando por Ciudadanos. Es con el partido de Inés Arrimadas con el que ocupó el puesto de Consiliario de Transportes de la comunidad tras ser seleccionado de forma conjunta entre el aposento de Isabel Díaz Ayuso y Ciudadanos.

Con la ruptura definitiva entre uno y otro partidos y la convocatoria de unas nuevas elecciones para el próximo 4 de mayo, Atractivo Garboso decidió que era el momento idóneo para retirarse de la política, pero a la clarividencia está que no del foco mediático. «Bienvenido, Atractivo. Esta es la playa donde los expresidentes vienen a desovar, dejan los huevos y emprenden un dispendioso alucinación del que, no se qué les pasa, no vuelven», decía Antonio Castelo, lanzando un parpadeo a Cifuentes.

«No está mal darle un toque de humor a la política»

El propio Atractivo Garboso expresó, tras el software, la placer que sentía por formar parte del equipo de ‘Todo es Mentira’. Adicionalmente, destacaba el toque de humor que se le da a la información política en el software que «luego de suceder trillado la averiguación del CIS, cree que Arrimadas acabará aquí como colaboradora«, decían entre risas. Por el momento, nadie descarta esa posibilidad, aunque seguramente el software esperaría que no ocurriese lo mismo que con Toni Cantó, que acabaría dejando tirado al equipo tras hacerles creer que se uniría a ellos.