Una de las noticiario del mes de febrero es la billete de Jorge Javier Vázquez en la nueva etapa de ‘Mujeres y hombres y al contrario’ como tronista. La mensaje pilló por sorpresa tanto a los espectadores como al propio protagonista y, una vez conocemos a los pretendientes, los colaboradores de ‘Sálvame’ han comenzado a opinar. Sin incautación, no todas las palabras han sido del gusto del presentador.

El protagonista de este encontronazo con Jorge Javier ha sido Kiko Hernández: «Yo creo que tú no tienes ganas de perder el tiempo«, afirmó el colaborador, a lo que el presentador respondió contundentemente: «Que dice que no tengo tiempo de perderlo… ¡Tengo todo el del mundo!». Lo que comenzó como una conversación corriente, iba tensándose a medida que aparecían los nuevos pretendientes del comunicador.

Precisamente, Daniel fue el tema de conversación que provocó el zasca de la trayecto. Hernández cuestionaba si era existente esa devoción con la que hablaba de Jorge Javier y continuó pidiendo que le demostrase que sus palabras no eran mentira: «¡Mira Kiko Hernández, métete la germanía en el culo. Yo me he puesto en contacto con este señor porque es una cosa platónica!«, exclamó exaltado el colaborador en relación a lo que le gustaría que le dijese el pretendiente.

Como el colaborador no paraba de desconfiar y aconsejar a su compañero para que no le «utilicen», Jorge Javier Vázquez respondió de forma persuasivo a todos los que desconfiaban de la situación: «¿Qué pasa que un pequeño macaco no puede fijarse en mí?«. Sin incautación, Hernández quiso acreditar su yerro de confianza, afirmando que no quiere que se aprovechen de él.

Nuevo encontronazo con Embrollo Esteban

La relación entre Vázquez y Embrollo Esteban no pasa por su mejor momento, eso es vox pópuli. El martes 16 de febrero volvió a producirse un monumental cabreo entre los dos por una simple fotografía. El entorno se fue caldeando poco a poco y comenzaron a aflorar reproches como: «¡Yo de ti no hago coñas y igualmente me mandan fotos!«, sentenció Embrollo. Este tenso enfrentamiento se saldó con la de San Blas abandonando el plató entre lágrimas.