UTECA insta al gobierno que aplique la ley para que los influencers no emitan publicidad de forma ilegal

La batalla entre la televisión tradicional e internet continúa en su punto decisivo. Si el 29 de enero, El Rubius cargó contra diferentes grupos de comunicación en una carta, ahora es la Unión de Televisiones Comerciales en Extenso (UTECA) quien insta al Gobierno a aplicar «sin más dilaciones» la Ley Común de Comunicación Audiovisual a los influencers. El principal objetivo se centra en preservar la protección de los consumidores y de los más pequeños.

En una nota de prensa, UTECA pide que el círculo de coyuntura sea el mismo para todos y, para aducir sus planteamientos, hace remisión a un estudio de la Comisión Doméstico de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el que se asegura que «420 horas de visionado» se ha antagónico que «existen comunicaciones comerciales no identificadas o contenidos audiovisuales que pueden ser perjudiciales o inapropiados para los menores».

De esta modo, la aplicación íntegra del texto legítimo mencionado «permitirá aminorar la creciente susto social generada por su actividad, encima de avanzar en la necesaria igualdad en derechos y obligaciones entre todos los prestadores de servicios audiovisuales». Por esta razón, las televisiones privadas que conforman la asociación pide «someter a esos influencers a la misma ley que a los operadores tradicionales«, como ocurre en otros países de nuestro entorno.

Las plataformas de intercambio de contenido como YouTube o Twitch tienen un trayecto mucho más fresco en comparación con la televisión en amplio. Sin confiscación, la difusión de contenido publicitario no es lo único que preocupa a UTECA, ya que, según afirma el comunicado, se «confirma la partida de controles», poco que igualmente puede perjudicar a los menores que consuman ciertos contenidos.

El contenido de los youtubers puede considerarse como «programas»

Durante el año 2015, el Tribunal de Ecuanimidad de la Unión Europea otorgó la consideración de «programas» a los vídeos creados y difundidos por los creadores de contenido, entonces, deben estar sujetos a regulación. De hecho, la partida legislativa con respecto a la publicidad que difunden los influencers provoca confusión en muchos casos, por eso, UTECA se posiciona con esta petición.