Valerio Pino:

Año 2019. El bailarín Markus Bellamy es condenado a 20 años de cárcel en Estados Unidos por matar a su novio. Al otro lado del charco, la nueva abate a Valerio Pino, quien sostuvo una breve mas intensa relación con el homicida cuando trabajaron juntos en uno de los programas más conocidos de la TV italiana. El escándalo les rodeó a lo largo de bastante tiempo en un país en el que aún no hay tanta libertad, y menos para la comunidad LGBT+.

Tras hacer pública su relación, el bailarín, conocido en España como maestro de ‘Supermodelo’, decide redactar el libro «Amor en el camerino» para exponer con calma su historia amorosa. «Una persona que después se convierte en asesino antes ha podido ser una persona maravillosa», defiende en esta entrevista para FormulaTV, sabiendo que las drogas arruinaron la vida de su expareja. Aquella noche, asesino y víctima fumaron tanta metanfetamina que Markus pensó que veía al demonio, como declaró en el juicio.

Valerio se halla en un instante diferente al de su triunfo en la TV de España. Ya no teme charlar de su lado más personal, incluso si bien otro de sus ex- le haya conminado por redactar el libro y su publicación le haya hecho perder trabajos. Él no se achanta y no por este motivo ha firmado «Amor en el camerino» bajo el seudónimo de oniPo irelaV, su nombre del revés. «Se entiende cuando lees el libro porque, en un momento determinado, hay un giro», adelanta.

En «Amor en el camerino» narras tu relación con Markus Bellamy, ¿por qué razón decides contarla?

Todo comenzó hace diez años, en 2010. Entramos los 2 como bailarines profesiones de ‘Amici’, un programa que en Italia es famosísimo. Nos enamoramos y vivimos nuestra historia. Al terminar el programa, salió en la primera plana de una gaceta que había mantenido relaciones íntimas con alguien en la una parte de atrás del escenario y en el camerino. Fue un escándalo acá y, a lo largo de muchos años, me estuvieron preguntando en entrevistas quién era la otra persona. Llegó un instante en el que ya no pude más y decidí poner punto y final a esto y decir quién era.

Dos años ya antes de hacerlo público había ocurrido ese homicidio, ese instante surrealista en el que mató a su pareja en Nueva York. Pese a ello, hago público su nombre, mas lo que no deseaba es que el mensaje fuera sencillamente que habíamos tenido sexo. Se quedaba en algo frívolo y superficial, conque hace un par de años decidí redactar la historia completa en un libro. Quería decirle a la gente que a lo largo de esos 5 meses nos amamos, no fue únicamente sexo. Lo publiqué y, ahora, a lo largo del confinamiento, aproveché que tenía tiempo para traducirlo en castellano por el hecho de que me percaté de que jamás he querido charlar de mi vida privada en España.

No deseaba que el mensaje fuera sencillamente que Markus y habíamos tenido sexo

Quería que fuera la primera vez mas deseaba que fuera en un libro a fin de que se conociese bien la historia, por el hecho de que en un plató de TV das titulares y va todo rapidísimo. No ha sido simple por el hecho de que he recibido amenazas por la parte de mi ex-, el vocalista colombiano Oscar Wilder, que vive en Madrid. Él prosigue enamorado de mí, es muy receloso y está ofuscado con que no me relacionen con otros nombres.

¿Cuál fue la influencia cuando publicaste el libro en Italia?

El escándalo se reabrió, mas era la única forma de normalizar esa historia y sacar todo cuanto llevaba dentro. Aquí en TV hay mucha censura, en Italia no es aún algo normal.

He recibido amenazas por la parte de mi ex- al publicar mi libro en España

¿Crees que el hecho de que fuera un hombre nutrió el morbo sobre la historia?

Yo jamás había dicho si la persona era un hombre o bien una mujer, absolutamente nadie tenía ni la más mínima idea salvo los del programa. Italia no es como España, no hay libertad de expresión auténtica. Es falsa, te afirman que hay libertad mas es patraña. Y, hace diez años, aún más. Seguramente esto fue tan morboso por ser Italia como es. Yo había vivido diez años en España y me había habituado a otro género de comunicación. En España hay más verdad, las cosas se afirman como son y no hay inconveniente. Aquí aún debes llevar cuidado con lo que afirmas, con la gente a la que nombras, con de qué forma lo afirmas…

¿Y se debe a la gente en la calle o bien a quien controla los medios?

Es por cultura y por quien controla los medios, hay determinadas personas de poder a las que no se puede tocar. Yo soy un personaje que rompe absolutamente el equilibrio.

De todas y cada una formas, es muy audaz charlar del amor que sentiste cara una persona que termina de ser condenada por asesinato.

Marcus cometió el crimen en 2016. Yo escribí el libro en 2018, habían pasado un par de años. Un año tras la publicación, salió la condena de 20 años. Fue un altibajo de emociones, de saña, de dolor…

¿De qué manera procesas que una persona a la que has querido tanto sea condenada por un delito como este?

Muy mal, la verdad. Las primeras un par de semanas no dormí. Lo pasé fatal, llorando, pensando que no podía ser verdad. La idea de que hubiese matado a alguien y estuviese en la prisión, conociéndolo tan bien… sentía que me iba a regresar desquiciado. No tenía el teléfono de su madre, estaba en Estados Unidos y yo en París… sentía impotencia por no poder hacer nada. Es muy frustrante, una sensación terrible.

Italia no es como España, te afirman que hay libertad de expresión mas es mentira

¿Alguna vez sospechaste que podría hacer algo de esta manera?

Nunca por el hecho de que, cuando estuvimos trabajando juntos en Roma, nunca dio señales de violencia, insensatez o bien agresividad. Era un muchacho muy dulce y apacible, trabajadorcísimo. El único inconveniente eran las drogas. Él se drogaba y procuré asistirle a dejarlo en esos 5 meses, mas es muy complicado, eso debe hacerlo un profesional. En la sentencia se puede ver que la madre del muchacho al que mató le preguntó «¿por qué mataste a mi hijo?». Y el contestó: «Señora, su hijo y yo, desgraciadamente, nos drogábamos mucho. Yo estaba drogado en ese momento».

¿Por qué acabó tu relación con Markus?

Porque acabó el programa de TV y retorné a Madrid y, , a Nueva York. Markus proseguía viviendo con una pareja con la que lo dejaba y, , en Madrid con el colombiano, si bien ya no estaba con él. Teníamos una situación bastante difícil por distancia, por precedentes relaciones… en el libro lo detallo mejor. Fui a verlo a Nueva York tras un par de meses separados mas las cosas eran muy difíciles para proseguir juntos.

Markus era un muchacho muy dulce, apacible y trabajador. El único inconveniente eran las drogas

¿Crees que hacer pública esta historia te ha pasado factura en el momento de trabajar en Italia?

Sí, mucho. Toqué uno de los programas más esenciales de nuestra TV. Es tal y como si fuera el ‘Operación Triunfo’ italiano. Fue un shock que me atreviese a hacer eso y acá no fue bien visto, fue como un reto contra la normalidad de acá, en la que se censura todo.

¿Y cómo te encuentras en el apartado laboral? ¿Has pensado retornar a España?

Te cuento las cosas como son por el hecho de que no tengo pelos en la lengua, exactamente por haber vivido diez años allá. Aquí alucinan, me afirman que estoy desquiciado y que me debo silenciar o bien no trabajaré más en la vida. La cosa está ahora en que mi representante en España no me llama desde hace prácticamente un año. No sé qué meditar, creo que hay una mano negra en la TV de España. Claro que me agradaría regresar, mas debe haber alguien que me tiene manía y hace que no trabaje, por el hecho de que es incomprensible. No tengo ni la más mínima idea de quién podría ser, he trabajado mucho en España y todo esto es un tanto extraño, algo me huele mal.

¿Y tendrías alguna preferencia laboral en el momento de retornar a España?

He sido cooperador muchos años en muchos programas. Después de ‘Supermodelo’ y ‘Supervivientes 2007’ estuve en Cuatro y Telecinco y cooperé en prácticamente todas partes. ‘El programa de Ana Rosa’, ‘Sálvame’… me agradaría regresar como cooperador, que es lo que creo que sé hacer. Pero me hubiese agradado hacer ‘Tu cara me suena’ o bien ‘MasterChef Celebrity’, creo que podría ser bien interesante y ameno.

El libro me pasó factura por el hecho de que toqué el equivalente a ‘OT’ en Italia

En ‘Supermodelo’ tampoco os mordíais la lengua. ¿Crees que se podría hacer el día de hoy un programa de esta manera?

Yo creo que sí. Si volviese el día de hoy, hecho con los medios y el contexto de el día de hoy. Han pasado prácticamente 15 años y han alterado muchas cosas, mas si volviese un ‘Supermodelo’ bien hecho creo que podría tener una buena acogida.

A veces hacíais comentarios duros sobre el físico de las chicas, esto el día de hoy sería complicado.

Habría que amoldarlo a 2020. Todos hemos alterado, asimismo la manera de hacer ciertos programas. Si el programa se enfocara bien y se hiciera bien podría ser un formato que encontrara su hueco en TV. Por lo menos procuraría ofrecerlo y a ver qué tal.

Volviendo a lo que afirmabas de charlar en público de tu vida privada, ¿jamás lo habías hecho por el hecho de que no deseabas o bien por el hecho de que no te lo habían propuesto?

Yo no deseaba. Me lo plantearon muy frecuentemente cuando trabajaba en Telecinco, deseaban que me sentase en ‘La noria’ y siempre y en todo momento afirmé que no por el hecho de que no me sentía cómodo. No era el instante, no deseaba ser uno más del planeta del corazón, deseaba resaltar más mi faceta profesional. Luego pasa el tiempo y uno cambia, no afirmo que jamás vaya a charlar de mi vida, mas estoy contento habiéndolo hecho por vez primera en un libro.

Mi representante en España no me llama desde hace un año, creo que hay una mano negra

¿Ha provocado algún género de influencia en el ambiente de Markus?

No, cuando brincó la nueva del asesinato y de la condena no deseé saber mucho sobre la prisión en la que está ni nada. Me da temor que, si voy a verlo, me quede con eso en la cabeza y me machaque. Quería aguardar al instante oportuno para saber algo más. Pese a haber amado a un asesino, deseaba contar de qué forma era verdaderamente y de qué forma era en el momento en que nos conocimos. Una persona que después se transforma en asesino ya antes ha podido ser una persona fantástica, una cosa no quita a la otra. Desde que nos conocimos hasta el momento en que mató a su pareja pasaron unos años y, desgraciadamente, se puede mudar. Desgraciadamente las drogas te pueden llevar a la ruina total. El mensaje es ese.

¿Hay algún episodio duro en el libro que pueda mudar la imagen pública que tienes?

Cuando me mudé a España la cultura entró en mi piel y salí de la prisión de la hipocresía italiana. Al regresar me faltaba el aire. En el libro hablo claramente y sin filtros de cada detalle de de qué forma hacíamos el amor, cuento la pasión como la viví. Es un relato sin hipocresía ni falsedad, sin ganas de quedar bien o bien llevar cuidado. Era la única forma de batallar contra la hipocresía de acá. Es un grito de libertad y un mensaje contra la homofobia, y me agrada que me acerque íntimamente al público.