'Viva la vida': Diego Arrabal abandona Mediaset en coche tras un encontronazo con Carmen Borrego

Que hay una enemistad más que palpable entre Diego Arrabal y Carmen Borrego es una cosa que no hace falta explicar. En cada programa de ‘Viva la vida’ se cruzan las pullas entre los dos cooperadores, mas el pico máximo de esta tensión llegó a lo largo del comienzo del programa del 28 de junio, cuando el fotógrafo abandonaba las instalaciones de Mediaset tras un encontronazo con su compañera.

Esto sucedía a los pocos minutos de iniciarse el programa. Emma García abría con la presunta tensión reinante entre Borrego y su sobrina Alejandra Rubio, singularmente una vez que comentase que le podía tocar a Terelu Campos en ocasiones participar todos los domingos en ‘Viva la vida’. Arrabal incidía en esto, comentando, además de esto, que tenía una bomba sobre la familia Campos.

«A mí la tensión con él me trae sin cuidado. Sí me preocupa la tensión con mi sobrina, pero con esto…», remarcaba la hija de María Teresa Campos sobre su compañero. Arrabal anunciaba que era una nueva de Carmen Borrego que le daba mucho pena, con indiferencia de a qué compañero le pasase eso. «La tiene para darme por saco toda la tarde«, aseveraba con tedio la cooperadora. «Porque viene acá únicamente a darme por saco«.

La tensión iba in crescendo entre los dos, puesto que Diego Arrabal acusaba a Carmen Borrego de haber intentado callarlo. Según cuenta, llegó a Telecinco mentando que tenía una bomba sobre las Campos y que ella al enterarse reunió a la dirección para trasladarle las quejas. Muy disgustada, la cooperadora se encaraba a él, acusándolo de mentiroso. Esto provocó la indignación de Arrabal, quien se iba del plató.

La ida y vuelta de Diego Arrabal

Minutos después, Emma García conectaba con su compañera María Verdoy, quien le notificaba de que el paparachi no había descuidado solo el plató, sino que asimismo Mediaset, marchándose con su coche. A los 50 quilómetros, cuando ya se hallaba en Valdemoro, decidió parar para tomarse un refresco y replantearse si volvía o bien no al programa. Parece que el reposo le sentó bien, puesto que poco tras una hora estaba de vuelta en Mediaset.

Emma García asistía al exterior del plató al lado de Suso Álvarez, Irene Rosales y Luis Rollán para recoger a Diego Arrabal. «Muchas veces prefiero quedar mal y me daré un paseíto«, se excusaba. «Yo no me marcho a someter a absolutamente nadie (…). No me llamará mentiroso una persona que no tiene la tutela para hacerlo«. La comunicadora le aseguraba que Carmen Borrego no había ido a charlar con dirección para enmudecer la nueva bomba sobre ella, sino más bien para tratar otro tema. El paparachi, no obstante, no se creía esa explicación. «Soy un profesional y para mí mi verosimilitud está sobre todo y absolutamente nadie se pondrá sobre mí». Por su parte, Carmen Borrego trataba de asentar la paz comentando que no deseaba tener más discusiones con él.