World Beyond', una ampliación del universo no necesariamente adolescente

‘The Walking Dead’ continúa expandiendo su universo con el estreno de ‘TWD: World Beyond’, el segundo (que no final) spin-off de la franquicia de muertos vivientes. Estrenado este domingo en Estados Unidos, los fans de la dinastía podrán disfrutarlo en España este mismo lunes 5 de octubre a las 22:10 h en AMC, SundanceTV, DARK y XTRM.

Con él, sus creadores Scott M. Gimple y Matthew Negrete pretenden invadir el catástrofe zombie desde un prisma adolescente, centrando las tramas en la primera gestación de jóvenes que se ha criado en esta nueva normalidad (la de los caminantes, ¿cuál si no?). Promete, a su vez, ampliar el universo de la serie innovador, ir más allá de las pequeñas comunidades que estamos acostumbrados a ver y dar explicación a grandes enigmas de la mano de la Civil Republic Military (CRM), el nuevo orden que domina en buena parte de Estados Unidos. Sin incautación, el inicio de la serie da al traste con este planteamiento.

En «Brave», el piloto de ‘World Beyond’, conocemos a Iris (Aliyah Royale) y Hope Bennet (Alexa Mansour), las dos hermanas protagonistas. Son como la tenebrosidad y el día: mientras la primera es uno de los miembros más activos de Campus Colonny, la comunidad de 9.600 personas en la que viven, la otra atraviesa una etapa opuesta motivada por la desaparición de sus padres. Su mamá murió la tenebrosidad en que estalló el catástrofe y se quedaron solas con su padre, un verificado que las abandonó recientemente para poner sus conocimientos al servicio de la CRM.

Desde entonces las ha tutelado Felix (Nico Tortorella), uno de los miembros de seguridad de la colonia, que de imberbe fue rechazado por su propia tribu tras descubrir que es invertido. La vida de todos ellos da un alteración con la arribada de un corro de la CRM que promete integrar a la comunidad en su organigrama. Liderados por Elizabeth (Julia Ormond), sus intereses son cuestionados desde el principio y las dos hermanas deben tomar una radical intrepidez yuxtapuesto a sus nuevos amigos Silas (Hal Cumpston) y Elton (Nicolas Cantu).

Un spin-off adolescente que no es una serie teen

Que nadie espere tramas de instituto, desamores y conocidos traicionadas aunque los cuatro grandes protagonistas de ‘World Beyond’ sean adolescentes. Iris, Hope, Silas y Elton no se comportan como los alumnos de ‘Física o química’ y sus preocupaciones se parecen más a las que podrían tener los personajes originales de ‘The Walking Dead’. Vale que los conflictos de criarse en un mundo que se cae a pedazos son comprensiblemente distintos a los white people problems de Las Encinas de ‘Élite’ pero, ¿no era la adolescencia el atractivo de este nuevo spin-off, así como su punto diferencial? Quizás hay quien agradece la desaparición de enredos teen, pero al final va a resultar que Rick y compañía no son mucho más complejos que un puñado de adolescentes rabiosos.

El piloto recae en los errores de sus predecesoras y, como si de un capítulo de porción de temporada se tratara, peca de ritmo paulatino y exceso de diálogos insulsos. ‘World Beyond’ recuerda a la dinastía ‘TWD’ más por las caminatas campo a través que por las luchas con los caminantes, que brillan por su desaparición en el primer episodio. Sus inicios se ofuscan en profundizar en unos personajes que de entrada no conocemos y de los que acabamos sabiendo más de su pasado que de su presente.

La CRM y la desemejanza, puntos positivos

Lo que salva esta nueva entrega y puede capturar a los espectadores de siempre, pese a las dificultades para vencer nuevos adeptos, son las nuevas posibilidades que abre la CRM y Elizabeth, la líder que se nos presenta. En solo dos temporadas, sus creadores prometen invadir un sistema político y organizativo a nivel franquista, por lo que no queda otra que pisar el acelerador en los episodios venideros. A todo buen fan del clase distópico le gusta escudriñar en la creación de los sistemas que surgen cuando nuestra sociedad colapsa, más aún si dan respuesta a incógnitas que se arrastran desde hace tiempo en ‘The Walking Dead’ y ‘Fear The Walking Dead’, como el destino de Rick (Andrew Lincoln).

Por otro costado, hay que rebuscar el gimnasia de desemejanza que realiza ‘World Beyond’, más aún considerando que pertenece a un universo que la industria ha dirigido siempre con destino a un conocido masculino, o lo que entiende por él. Aquí no hay machos alfa, el liderazgo y protagonismo se reparte entre dos mujeres aliadas y, encima, racializadas. La villana incluso es femenina, y encima de mediana existencia. Y, el único ingrediente mínimamente sexualizado de la ficción, es un pequeño gay que rompe con el arquetipo invertido en televisión. En este caso, ‘World Beyond’ sí es diferente.